Archivo de la categoría: Pinturas y decoración

Papel pintado ¿Por qué no?

El papel pintado es el gran olvidado de la decoración pero poco a poco está convirtiéndose en una opción más como la pintura, y es que, es una elección muy estética y aporta muchas posibilidades.

papel pintado

Compartimos con vosotros 5 ventajas para escoger el papel pintado.

  1. Gran variedad
  2. Fácil de aplicar
  3. Resistente
  4. Fácil de limpiar
  5. Cubre imperfecciones

Su aplicación es muy simple ¡y a continuación os explicamos como hacerlo!

papel

¿Qué necesitas?

  • Un cúter
  • Un rodillo para esquinas
  • Cepillos
  • Cola especial
  • Papel Pintado

Si ya lo tienes todo listo, ¡nos ponemos manos a la obra!

pared

Comprueba que la pared está completamente seca para, a continuación, comenzar a extender la cola con ayuda del cepillo. De este modo, lo iremos extendiendo bien de manera que quede una capa uniforme por toda la pared.

El siguiente paso consiste en medir la pared y, con un margen de cinco centímetros, empezar a cortar el papel en tiras. Para ello, lo mejor es usar un cúter para que las líneas sean lo más rectas posibles.

Poco a poco, iremos pegando el papel con ayuda de los cepillos, estirando bien para eliminar posibles arrugas y bolsas de aire. Siempre va a sobrar un poquito de papel en el rodapié, por lo que con algo que sea completamente recto, como un nivel, marcamos bien y con un cúter cortamos el trozo que sobre.

Cuando empapelamos una pared grande, es común encontrarnos algún enchufe o interruptor. Por esto, tanteamos donde está el enchufe y realizamos un primer corte con el cúter. No hace falta que sea perfecto pues, después, con un cúter más pequeño, iremos rematando.

Y por último, con un rodillo pequeño vamos repasando el papel para evitar las arrugas y conseguir que quede perfectamente pegada.

¡Ya está!

Ahora solo tienes que elegir que muebles combinan más con tu papel pintado.

Regálales a tus hijos una pared para pintar

Si estás cansada de decirles a los niños “No pintéis la pared”, o si por el contrario, quieres desatar la creatividad de los pequeños de la casa, esta es tu solución.

Existen pinturas que permiten pintar encima y borrar las pintadas tantas veces como queramos. Con ellas podremos pintar toda la habitación, una pared o una sección (os proponemos por ejemplo, pintar esa columna de la cocina a la que no les das ningún uso).

cocina

Os presentamos entonces las dos opciones más populares.

La pintura transparente o blanca. La pintura transparente permite ser aplicada encima de cualquier pared ya pintada, y mantener así su color original. Es una buena opción si no queremos cambiar la estética de la habitación, o bien si simplemente queremos aplicarla para prevenir posibles pintadas indeseadas y poder limpiarlo con facilidad (por ejemplo, en el salón de casa). Nosotros os recomendamos la pintura blanca porque es donde más resaltarán los dibujos y además ofrece luminosidad a la habitación.

Cómo aplicarla

Para conseguir el resultado deseado, hay que seguir los pasos del fabricante meticulosamente. Es necesario que el fijador se adhiera bien a la pared, y por eso se recomienda dejar secar durante entre 10 y 15 días antes de pintar por primera vez.

 ¿Con qué se puede pintar?

Esta pintura es ideal para pintar con todo tipo de rotuladores que permitan el borrado en seco.

 ¿Cómo borrar los dibujos?

Con este tipo de pintura se permite el borrado un un paño seco, aunque también existen productos especiales para ello. Lo bueno de esta opción es que no quedan residuos.

 La pintura de pizarra

La pintura de pizarra es característica por su tonalidad oscura que nos recuerda a las pizarras del colegio. Recomendamos pintar solo una pared o sección de la habitación, ya que su color oscuro quita luz a la habitación.

 Cómo aplicarla

Al igual que la pintura blanca, hay que seguir los pasos indicados para su buena aplicación. Es importante no añadir agua para diluir la pintura porque pierde su efecto.

¿Con qué se puede pintar?

En esta caso, con tizas de colores.

¿Cómo borrar los dibujos?

Puede utilizarse un paño húmedo para eliminar las pinturas, aunque es posible que queden restos.

habitación

 

¿Seguiréis nuestras recomendaciones?