Cómo hacer un hidratante jabón casero de glicerina

Como ya sabéis, en Juliá Pinturas nos encantan las manualidades y ahora que la corriente DIY está cogiendo cada vez más fuerza estamos muy felices. Una de las últimas corrientes es la de hacer jabones caseros de glicerina y como no nos gusta perdernos nada, tenemos todo lo necesario para elaborarlos en nuestras tiendas.

jabon

Si aún no sabes qué pasos seguir, sigue leyendo.

El jabón de glicerina es hidratante, barato y fácil de hacer. La glicerina es un aceite natural líquido muy utilizada en cosmética y productos para la higiene corporal por sus propiedades hidratantes y antisépticas. Además es perfecta para incorporarle cualquier aroma, ya que de por sí es incolora e inodora.

Otro de los beneficios del jabón de glicerina es que su ph es muy parecido al de la piel de los humanos, por lo que no resulta nada agresivo para la dermis, a diferencia de la mayoría de los geles de baño industriales que se venden en muchas tiendas.

Para realizarlo, solo necesitas:

  • base de jabón de glicerina transparente o blanco
  • Esencias para perfumar
  • Colorantes vegetales líquidos o en polvo (si son en polvo, hay que diluirlos con aceite de vaselina, almendra, oliva…)
  • Moldes (mejor de silicona)

Preparación:

  1. Derrite la glicerina en el microondas o al baño de María. Hay que estar vigilando continuamente y remover cada 30 segundos para evitar que se queme.
  2. Agrega el aroma y luego el color vegetal. Es mejor que el jabón quede algo transparente para no saturarlo, pero esto depende de vuestro gusto.
  3. Si quieres agregar semillas, pétalos u hojas ¡es el momento!
  4. Vierte en el molde de silicona.
  5. Deja enfriar unos 20-30 minutos

Coincidiendo con que aún estamos a principios de año, vamos a repasar cuáles serán las tendencias en el color de las paredes este año porque si vas a pintar, es mejor que lo hagas con colores que sabes que te gustarán.

 

En primer lugar, resaltar que la tendencia orgánica continúa en su apogeo. La gente tiene deseos de introducir toques naturales en la decoración que los acerque a la naturaleza, por lo que los colores naturales se impondrán. Los tonos claros tipo blancos rotos o colores tierra se introducirán en las paredes de tu casa mezclados con elementos sacados de la naturaleza o que recuerden a ella