Archivo de la etiqueta: consejos

5 Consejos para pintar tu casa

Las_Soluciones_Consejos_Para_Pintar_06

1- Compra tu pintura en un establecimiento especializado.

En el mercado existen multitud de calidades, marcas y materiales distintos, si no somos profesionales es recomendable dirigirnos a una tienda de pinturas especializada, en ella, nos asesorarán en cuanto a nuestras necesidades consiguiendo los mejores resultados.

2- Elije pintura de calidad, brochas y pinceles adecuados.

La calidad y el tipo de pintura son tan importantes como el color para lograr un buen resultado. Siempre convendrá elegir pinturas de calidad, aunque no sean tan económicas, a la larga son más rentables.

Tendrán una mayor cubrición, lo que nos permitirá ahorrar en manos de pintura y en cantidad de material. Además, nos garantizarán un color uniforme y una mayor perdurabilidad en el tiempo.

779000008

Elegir herramientas de pintura adecuada nos permitirá gestionar mejor el material y ahorrar en pintura, aparte de lograr una mejor terminación.

Es importante la lavabilidad del material elegido puesto que nos dará mayor duración en el tiempo permitiéndonos mantenerlo limpio y en perfecto estado.

3- Cubre las superficies para evitar manchas

En la actualidad existen multitud de materiales y sistema de cubrición para suelos y mobiliario.

Los bordes y contornos que rodean marcos, ventanas y puertas pueden ser encintados para poder pasar el pincel sin riesgo de pasarse del límite.

4- Aplica el material correctamente

Para obtener un color uniforme, mezclar y revolver bien todo el contenido de los botes. La pintura se debe esparcir uniformemente sobre la superficie sin chorrear o gotear.

Cuando pintamos con pincel o rodillo hay que seguir 3 pasos: aplicamos la pintura, la distribuimos uniformemente y con cuidado la alisamos para obtener un resultado parejo.

* Con el rodillo cargado, utilizar la técnica de aplicación denominada “Z” o “N”, por el dibujo que se realiza con el rodillo sobre el paño a pintar. De esta manera se va aportando la pintura para luego desplazarla al resto de la superficie, así se conseguirá mayor poder cubridor y mejor nivelación, con un mínimo salpicado.

5- Limpieza y guardado.

Una vez terminada la tarea, se deben limpiar los pinceles y rodillos con el diluyente que se haya utilizado -solvente o base agua, según el caso-, y luego enjuagar repetidas veces junto a jabón blanco neutro. Al finalizar esta operatoria envolver cada una de las herramientas utilizadas en papel de diario para sustraer la humedad restante.

Una vez secas, guardarlas envueltas en hojas de papel de diario.

Si tienes dudas ¡Ven a vernos!

 

 

 

Papel pintado ¿Por qué no?

El papel pintado es el gran olvidado de la decoración pero poco a poco está convirtiéndose en una opción más como la pintura, y es que, es una elección muy estética y aporta muchas posibilidades.

papel pintado

Compartimos con vosotros 5 ventajas para escoger el papel pintado.

  1. Gran variedad
  2. Fácil de aplicar
  3. Resistente
  4. Fácil de limpiar
  5. Cubre imperfecciones

Su aplicación es muy simple ¡y a continuación os explicamos como hacerlo!

papel

¿Qué necesitas?

  • Un cúter
  • Un rodillo para esquinas
  • Cepillos
  • Cola especial
  • Papel Pintado

Si ya lo tienes todo listo, ¡nos ponemos manos a la obra!

pared

Comprueba que la pared está completamente seca para, a continuación, comenzar a extender la cola con ayuda del cepillo. De este modo, lo iremos extendiendo bien de manera que quede una capa uniforme por toda la pared.

El siguiente paso consiste en medir la pared y, con un margen de cinco centímetros, empezar a cortar el papel en tiras. Para ello, lo mejor es usar un cúter para que las líneas sean lo más rectas posibles.

Poco a poco, iremos pegando el papel con ayuda de los cepillos, estirando bien para eliminar posibles arrugas y bolsas de aire. Siempre va a sobrar un poquito de papel en el rodapié, por lo que con algo que sea completamente recto, como un nivel, marcamos bien y con un cúter cortamos el trozo que sobre.

Cuando empapelamos una pared grande, es común encontrarnos algún enchufe o interruptor. Por esto, tanteamos donde está el enchufe y realizamos un primer corte con el cúter. No hace falta que sea perfecto pues, después, con un cúter más pequeño, iremos rematando.

Y por último, con un rodillo pequeño vamos repasando el papel para evitar las arrugas y conseguir que quede perfectamente pegada.

¡Ya está!

Ahora solo tienes que elegir que muebles combinan más con tu papel pintado.