Pintando de color menta nuestra casa

[vc_row][vc_column][vc_column_text]El color menta o verde menta no es un color único, puesto que tiene como referente de color las hojas de menta y las infusiones que se sacan de la misma, así como de dulces, cosméticos o perfumes derivados. Es por ello que, tanto puede considerarse color menta a un color más claro con toques cian (#F5FFFA), como a un verde claro (#98FF98), o a uno con toques amarillentos (#789B4A), con recuerdos otoñales.

En el mundo de la pintura, se suele utilizar con más asiduidad el color crema de menta (#BFF7DC), con bastante luminosidad y frescura y que combina perfectamente con muchos colores, logrando espacios acogedores y alegres a través de la combinación de tonos de verde, por ejemplo, o del contraste con colores ocres. ¡Las posibilidades son infinitas!

Pintura color menta combinacion Pinturas Juliá

 

Combinar el verde menta

A la hora de combinar el color menta hay que saber que existen multitud de opciones y que se trata de un color que encaja perfectamente con muchos colores. Aquí proponemos algunas ideas:

  1. Blancos: Quizás es la combinación más utilizada para trasladar frescura y luminosidad a una estancia. Puede ser una idea genial para aquellas estancias en las que entra mucha luz y frecuentemente se abren al exterior como las cocinas, que resultarán totalmente acogedoras con esta unión de colores.
  2. Negros: El contraste entre el verde menta y el negro puede hacer resaltar cualquier elemento de decoración al momento. Puede ser una gran idea pintar una pared de escalera de verde menta y añadir elementos decorativos, como marcos de fotos, en negro que harán resaltar completamente cada instantánea.
  3. Rosas: Si quieres tener una combinación ganadora para tu habitación, no te olvides nunca del rosa y el verde mint. Mejor utilizar preferiblemente tonos rosa pastel predominantes en combinación con el verde mint y ser un poco más atrevida con los elementos de decoración añadiendo rosas más potentes o morados para dar el punto de color.
  4. Grises: La conjunción del verde mint y las diferentes tonalidades de gris consigue generar espacios neutros perfectos para una habitación de un chico adolescente. Es cierto que habrá que luchar contra la seriedad cromática y aportar un toque de color personal para dar calidez al espacio.
  5. Azules: Si queremos juntar dos tonos fríos, no hay nada como utilizar el verde mint con un azul intenso. Poder jugar después con diferentes tonos de verde y azul aportará ese toque extra de imaginación en una combinación que sorprende.

Como vemos, combinar el color menta es muy fácil, ya que son muchísimas las posibilidades a nuestro alcance. Con un poco de imaginación crearemos espacios perfectos para cocinar, convivir, descansar o simplemente admirar.

Colores que combinan con verde menta en paredes

El color verde menta también es una opción muy utilizada a la hora de pintar una estancia en varios colores, ya que hemos visto que combina muy bien y permite contrastes que pueden ir perfectos en nuestra casa. Estas son nuestras recomendaciones principales.

  1. Verde mint y beige: Unir estos dos colores es garantía de éxito. El frío y el calor juntos, forman un equilibrio cromático que traslada tranquilidad y calidez a partes iguales.
  2. Verde mint y rosa pastel: Perfecto para una habitación femenina, en la que destaca la delicadeza y el detalle. Una base que ayuda a generar un espacio personal muy característico y cómodo.
  3. Verde mint, blanco y tierra: Si queremos ser un poco más atrevidos, nada como introducir tres colores con diferentes formas en nuestra pared. La combinación del frío, calor y el neutro hará que tu estancia no pase desapercibida.

La proliferación de soluciones es tan grande que invita a experimentar y jugar con los colores de nuestras paredes. Se pueden conseguir resultados excepcionales con una coherencia cromática que impactará a nuestros visitantes. ¡Todo es probar!

 

Pintura color menta aplicada Pinturas Juliá

Combinar el color menta en la cocina

La combinación de verde menta y blanco es muy apropiada para la cocina, ya que crea una sensación de limpieza y amplitud, favoreciendo a la iluminación natural. Puedes pintar las paredes de verde y utilizar muebles blancos, o de otra manera: es posible que pintes tus muebles o puertas de verde menta en un espacio luminoso blanco o blanco roto.

Puedes ser más imaginativo a la hora de elegir tu decoración; ya sea a través de naranjas o azules intensos, que destacarán sobre el resto de cosas y aportarán un toque de color, o jugando con las diferentes tonalidades de verde fuerte, conseguirás una cocina de revista a la par que acogedora.

 

Color Verde menta. como combinarlo en espacios. Pinturas Julía 3

 

Combinar el color menta en el dormitorio

Usando esta tonalidad en un dormitorio lograrás un espacio relajante y delicado. Si ves el espacio un poco deprimido recuerda que puedes combinar con otros colores pasteles como el rosa, el malva o el arena, o un verde más intenso como el manzana o el esmeralda.

Tal y como hemos dicho antes, no podemos desaprovechar la ocasión de aportar un toque de color gracias a los complementos y elementos de decoración, de color intenso y que fijarán nuestra vista de forma inmediata. Al mismo tiempo, tampoco tenéis que olvidar que puede pintarse la pared de varios colores complementarios, jugando con formas geométricas como triángulos o cuadrados, que aportarán un toque sofisticado y elegante.

 

Color menta en Habitacion Pinturas Juliá

El color verde menta en la decoración

Para acabar, aportamos unas ideas para acertar siempre combinando decoración color verde menta en nuestra casa.

Evidentemente, los blancos son un seguro de vida, pero quizás es más adecuado ser un poco más creativos y combinar con colores anaranjados fuertes y morados intensos. No hay que olvidar los negros, que pueden ayudar a crear un ambiente muy chic con el oportuno toque de color. Una suerte de posibilidades para todos los gustos.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Más
artículos

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?