¿Cómo Pintar un Mueble de Melamina?
Cómo Pintar un Mueble de Melamina

La melamina es un compuesto orgánico que se las ha arreglado para volverse parte de nuestras vidas. Gracias a ella, somos capaces de tener diferentes muebles en nuestro hogar con un estilo único. El acabado de los muebles de melamina es increíble y elegante. Los diseños se adaptan a cualquier espacio y solo se requiere de imaginación para incluirlos en los salones.

El efecto del tiempo sobre ellos puede hacerlos perder un poco de calidad en su superficie. Incluso, si renuevas un espacio de la casa, puede que desees cambiar el color de los muebles para que se adapten al nuevo estilo. Por eso, el día de hoy te ayudaremos a pintar los muebles de melamina de manera correcta.

Los pasos a seguir son bastante sencillos y te divertirás durante todo el proceso. Lograrás obtener un mueble nuevo con solo cambiar el color de tu antiguo mueble de melamina. Seguro que tienes algún mueble de este material en casa esperando esa renovación al mejor estilo DIY.

Pasos a Seguir

1. Preparación del Mueble

Antes de comenzar a pintar los muebles de melamina debes revisar en qué estado se encuentran. La preparación previa del mueble te ayudara a que la adherencia de la pintura se dé con mayor facilidad. Debido a esto, revisa si el mueble tiene polvo, algún tipo de suciedad o desperfecto. En caso de tenerlo, procede a limpiarlo con un producto que NO sea jabonoso y que no contenga cera.

El jabón y la cera son dañinos para el material. Por eso, revisa la etiqueta antes de aplicarlo al mueble de melamina. Cuando el mueble ya esté del todo limpio puedes pasar al siguiente paso.

2. Repara desperfectos

Si el mueble tiene desperfectos, lo ideal es que repares ese arañazo o descamado que tiene. Para hacerlo utiliza masilla para madera. Este material te ayudara a recuperar la parte de la superficie que está dañada de forma rápida. Aplica con una espátula en cantidades moderadas y luego, cuando se endurezca, lija la masilla para nivelar el área.

Una vez que ya hayas reparado los desperfectos de tu mueble de melamina estarás más cerca de comenzar a pintar.

3. Lijar la superficie

Para poder lograr un buen acabado de pintura sobre tu mueble de melamina, debes lijar la superficie antes de aplicar la pintura. Trata de hacer con anticipación y usando una maquina lijadora o una lija de mano. Esto ayudará a crear superficie de ficción donde se adhiera mucho más la pintura que vas a colocar.

4. Elige con Cuidado la Pintura a aplicar

A la hora de pintar debes considerar con cuidado el tipo de mueble y el uso que se le va a dar. También es crucial el lugar en donde estará ese mueble ya que la pintura de muebles que estarán en exteriores debe ser más resistente al clima que las de los muebles que se queda en el interior de las casas.  La forma y el volumen del mueble influye en la cantidad y el tipo de la pintura que se utilizará.

Por ejemplo, si el mueble tiene muchas curvas y rincones pequeños, lo mejor es que utilices pintura en spray o alguna pistola de pintura. También, elige una pintura que tenga un bonito acabado que encaje con el estilo de tu habitación. Puede ser acabado mate, satinado o brillante.

Las pinturas que normalmente se utilizan para pintar muebles de melamina son esmaltes sintéticos y acrílicos, pinturas decorativas con efectos, algunas epóxicas e incluso pinturas a tiza.

5. Imprimación

Este paso es de los más importantes. Aquí te explicamos por qué. Antes de aplicar la pintura en el mueble debes prepararlo aplicando una imprimación selladora universal al agua o sintética. La imprimación sirve para facilitar la adherencia de la pintura a la superficie del mueble de melamina. Suele aplicarse en otras superficies como cristal o metal donde es difícil la adherencia de colores.

Además, el aplicar este paso de imprimación, evita el roce a futuro y que con el uso del mueble, la pintura en algún momento se levante o se desgaste. El recubrimiento previo que da la imprimación es un paso vital que permite el cambio de color del mueble de forma correcta. Aun así, si tienes poco tiempo, puede sutilizar pinturas que no requieran de imprimación previa.

PD: aplica la imprimación con un rodillo de pelo corto o rodillo de espuma.

6. ¡A pintar!

Ya has preparado e imprimado la superficie, así que es momento de que comiences a pintar y le des rienda suelta a toda tu creatividad. Toma la brocha o el rodillo y comienza a aplicar la primera capa. Es importante que esta primera capa la esparzas bien por toda la superficie de forma que logres cubrir todo de manera uniforme. Evita mojar mucho el rodillo o brocha y elimina el exceso de pintura en casa de que haya.

Un buen consejo que podemos darte es lijar entre las capas de pintura. No impronta si pintas con brocha o con rodillo o pistola/ spray, cada vez que termines de aplicar una capa de pintura, es momento de que pases una lija fina/ suave a la superficie. Espera que la pintura se seque para que puedas lijar.

Te recomendamos la lija de esponja de grano de 180 o 140 la cual es bastante buena retirando impurezas de la pintura que se esté aplicando.

Consejos Finales

Pintar tus muebles de melamina puede ser una actividad divertida para ti si sigues nuestros consejos. La mejor parte de todo es que puedes renovarlos y darles una nueva vida a esos muebles que ya tienen tiempo creando recuerdos contigo.

Como último consejo podemos mencionar que durante la pintura puedes renovar algunas piezas accesorias que puedan cambiar: pomos, patas, cojines… Así renuevas todo por completo. Para evitar pérdidas de piezas pequeñas como tornillos y herrajes, a medida que los quites ve colándolos en una taza de vidrio para que no los pierdas y los coloques sin problemas.

Más
artículos

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?