AHORA DISFRUTA DE TUS ENVÍOS GRATIS EN TODA LA TIENDA
ESTE VERANO DISFRUTA DE TUS ENVÍOS GRATIS

¿Cómo pintar las esquinas de las paredes de dos colores?

Hay mil y una formas de personalizar una estancia, por lo que cabe mencionar que lo más básico empieza con los colores de las superficies, sin embargo, optar por un solo color puede no llegar a cumplir las expectativas, por lo que deseando que la pared tenga cierta textura y contraste, muchos suelen decidir por aplicar más de un color.

Además, existen zonas que cuentan con un complicado alcance, lo que dificulta directamente en el acabado limpio y pulido que pueda dar una renovación, pero, curiosamente en este apartado sabrás perfectamente cómo hacerlo, sobre todo, en las esquinas.

Contrasta o complementa

Dependiendo de tu selección, los colores pueden complementarse o contrastarse, una forma de saber si tus colores harán uno u otro es revisar sus posiciones en el círculo cromático, si se encuentran cerca, son complementarios y pertenecen a la misma gama de color, en cambio si cuentan con una gran separación, contrastan y destacan entre sí.

El blanco es un complemento ideal para cualquier color, y es que gracias a que es un tono neutro que no se inclina a ningún matiz, se ha vuelto un color muy utilizado, e incluso ayuda a que el otro color —sea cual sea— destaque en toda la habitación.

Los complementos perfectos

Para llegar a las esquinas y bordes de una pared y dejar el borde limpio y recto se necesitan de herramientas que están hechas para facilitar al máximo esta tarea, un buen ejemplo son los rodillos recortadores, los cuales aportan una máxima precisión cuando se trata de zonas con difícil alcance.

Un rodillo recortador está hecho para ser utilizado en superficies lisas, realizando un corte preciso gracias a su espátula lateral, que permite una alineación y separación uniforme, evitando la tarea de cubrir la zona con cinta adhesiva, cabe destacar que suele ser una herramienta que deja milímetro y medio de la pared al rodillo, el cual puede ser reemplazado las veces que se necesite.

También se puede utilizar una brocha angular o brocha de recorte para poder aplicar la pintura respetando lo rectilíneo de los bordes, sin embargo, antes de esta opción, se recomienda asegurar la zona con cinta de pintor, cuya función extra es no retirar la pintura de la pared con el pegamento.

Es importante mencionar que también se encuentran guías de metal o de plástico que son una herramienta igual de útil para marcar esos bordes de manera inmaculada, se colocan contra la esquina y se van deslizando a medida que se pinta con la brocha.

La pigmentación y el color

Un consejo que es muy útil para hacer que los colores de pintura luzcan brillantes y saturados es aplicarlos sobre una base más clara que la del color posterior, esto servirá como lienzo para intensificar el matiz de la pintura, tampoco hay que olvidar que las capas son igual de esenciales, de dos a tres capas de pintura y se llega al mayor nivel de color posible.

Por esta parte se recomienda utilizar un rodillo para ir unificando el color, pues este aporta una apariencia mucho más lisa, distribuyendo el color de manera más homogénea que con una brocha. Para tener una mejor aplicación del producto, lo más adecuado es deslizar el rodillo de manera vertical, de arriba abajo, esto evita empalmes y demás imperfecciones.

En caso de dejar mucho tiempo de descanso entre cada capa, recuerda eliminar el polvo acumulado en las paredes. También si así lo prefieres, puedes lijar para evitar la acumulación de grumos y demás relieves.

La ubicación de la pintura

Es muy usual que, al querer una estancia con dos colores de pintura, se suela optar por dividir un color por superficie, sin embargo, algo que está volviendo con gran auge dentro de la decoración de interiores es el fraccionar una pared en dos, de manera que la línea divisora entre los dos colores sea horizontal.

Esta técnica funciona perfectamente para iluminar una habitación, dejando como prioridad el color más claro en la zona superior y el más oscuro o pigmentado en la sección inferior. La línea que segmenta los colores comúnmente es perfectamente recta, pero se ha dado una tendencia que es atrevida y desenfadada, que incluso lleva menos tiempo de pintar y le da un toque muy vintage:

Y es el pintar todo con rodillo sin encintar o proteger la zona previamente, dejando un desgaste y con un “mal acabado” que incluso pueden llegar a parecer brochazos, es una decoración más arriesgada, pero termina quedando increíble.

Más
artículos

comprar pintura en mallorca
Cupón de bienvenida

10% de descuento en tu primera compra.
Escribe esto, antes de hacer el pago:

Bienvenido

¿Necesitas ayuda?