¿Cómo pintar muebles?
pintar muebles

Ese mueble antiguo que tienes en casa y que estás pensando en desincorporar porque ya no te acopla con nada o que pintarlo te representa un desembolso significativo de dinero que afectará tú presupuesto, con estos consejos le lograrás recuperar su aspecto original o le darás uno nuevo más personalizado y único.

Según el uso que decidas darle, existen una gran variedad de materiales y técnicas, que puedes tener como alternativas para pintarlo ajustado a tú presupuesto, aquí te indicaremos algunas de las más fáciles de aplicar, para que tú experiencia sea algo agradable y puedas continuar con otros proyectos de mayor envergadura.

Limpieza de la superficie

Previo a iniciar el trabajo de pintura de tú mueble, debes proceder a limpiar adecuadamente toda su superficie, lo que te permitirá ver con mayor claridad el estado de conservación o deterioro en que se encuentra, inicialmente puedes comenzar pasando un trapo húmedo con agua para retirar el polvo.

En caso de que existan manchas o muestras de grasa, te recomendamos una limpieza más profunda, dependiendo de la suciedad presente en la superficie o en algún área específica del mueble, debes alternar la limpieza según se requiera con algún tipo de detergente desengrasante, alcohol de 95 grados, amoniaco o disolvente.

Retiro de la pintura existente de la superficie

Para preparar la superficie a pintar debes tomar en cuenta las condiciones en que ésta se encuentra, observa si tiene varias capas de pintura preexistente, de ser el caso, debes proceder a la aplicación de un removedor de pintura preferiblemente en gel.

Esto porque por su textura evitaras salpicaduras sobre la piel y puedes trabajar la madera en distintas posiciones sin que se derrame.

Debes utilizar un pincel de cerdas suaves, que te permita extender el removedor de manera generosa y uniforme sobre superficie, en caso de ser necesario debes colocar el removedor sobre áreas cuadradas pequeñas, de aproximadamente unos 50 centímetros, esto te permitirá trabajar con el removedor activo.

Antes de proceder a retirar el removedor, debes esperar un tiempo prudencial recomendado por el fabricante para que éste empiece a actuar sobre la pintura, te recomiendo estar atento y esperar a que la pintura comience a corrugarse y formar burbujas, en ese momento debes proceder a retirarla haciendo uso de una espátula.

Es importante tener presente que el removedor tiene que estar activo (no seco) para removerlo, siempre teniendo cuidado de pasar la espátula con una fuerza adecuada en el sentido de las vetas de la madera para no rayar la superficie.

En caso de que no logres retirar toda la pintura en un primer intento, repite el proceso anterior y, en su defecto, te sugerimos usar viruta de acera número 2 para lograr una limpieza a fondo, teniendo cuidado de pasarla en el sentido de las vetas de la madera para no ocasionar ralladuras.

Lijar la superficie a pintar

En esta fase es importante tener en cuenta si la superficie presenta muchas irregularidades, pero no te preocupes, todo esto tiene solución, con un poco de paciencia y trabajo te sorprenderás al ver tu trabajo final, solo debes seguir las siguientes recomendaciones.

Si la superficie presenta irregularidades muy marcadas, debe comenzar el lijado utilizando una lija de grano grueso, hasta lograr obtener una superficie más uniforme, luego utilizaras una de grano medio que te permita corregir los detalles menos pronunciados.

Con la lija de grano fino, podrás obtener una superficie totalmente liza. En cada etapa del lijado debes tener en cuenta el sentido de las vetas de la madera para no rayar la superficie, asimismo, emplear un taco de madera recubierto con la lija para garantizar uniformidad al ejercer presión sobre la superficie mientras la trabajas.

De ser necesario debes tapar las grietas existentes con masilla para madera, dejarla secar y lijarla suavemente con lija fina. A medida que vayas avanzando en el lijado, te recomiendo remplazar la lija cada cierto tiempo para evitar dañar el acabado que ya habías obtenido.

La imprimación

Primero debes saber, que la imprimación consiste en la aplicación de un producto sellante requerida para proteger la madera y a la vez garantizar un acabado fino, para ello debes recurrir al uso de ciertos materiales fabricados especialmente para garantizarte un acabado profesional al momento de pintar tus muebles. 

Es necesaria para garantizar el sellado de los poros en la madera, y una mayor adhesión de la pintura, evitando variaciones del tono de la pintura y por ende un ahorro al no tener que aplicar varias capas de pintura.

Para la imprimación puedes utilizar un pincel de cerdas suaves, logrando capas delgadas y esperar el tiempo de secado recomendado por el fabricante, para luego pasar una lija de granos finos, limpiando luego el polvillo generado con un paño húmedo, apreciando una mejor uniformidad de la superficie.

Listo para pintar

Ha llegado el momento de concretar tu obra, existen alternativas para la aplicación de la pintura sobre tu mueble de madera, lo puedes realizar optando entre pincel  o rodillo, te preguntarás cual debes tomar, eso dependerá de la calidad que quieras obtener y apreciar en la superficie de tu mueble.

Con el uso del pincel puedes obtener un acabado aceptable, siempre que te preocupes y te esfuerces en mantener la uniformidad sobre las capas de pinturas que apliques, tratando de que no queden rastro del trazado de las cerdas sobre la pintura.

Para que obtengas un acabado más fino, una superficie uniforme y más bonita de apreciar, te proponemos utilizar un rodillo, con el cual te evitaras las rayas que deja la brocha y te tardarás menos tiempo.  

Otro factor importante que debes tener presente, es disolver la pintura de manera adecuada, siguiendo las recomendaciones del fabricante. Según se requiera, puedes usar agua o el disolvente indicado para la pintura de tú elección, para ello debes preparar pequeñas cantidades para evitar se altere su consistencia mientras pintas.

Finalmente, es importante que leas con detenimiento las indicaciones de los fabricantes de  los materiales a utilizar, y en la medida posible no uses distintas marcas para la preparación y aplicación de la pintura, si tienes dudas tomate tú tiempo antes de decidir y consulta suficientemente a los expertos en la tiendas de pinturas de tú elección.

Más
artículos

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?