AHORA DISFRUTA DE TUS ENVÍOS GRATIS EN TODA LA TIENDA
ESTE VERANO DISFRUTA DE TUS ENVÍOS GRATIS

¿Cómo pintar rombos en la pared?

¿Cómo pintar rombos en la pared

El diseño de una estancia es un detalle que es de suma importancia para transmitir, ambientar y personalizar de acuerdo al efecto visual que se desea. Las figuras geométricas tienen esa característica de simetría y proporción, por ello suelen ser utilizadas para dale una imagen más seccionada y planificada.

Dicha simetría y “perfección” puede sonar complicada de conseguir, pero a mano tenemos miles de herramientas que podrían facilitar un trazado y pintado limpio e impoluto, sin depender directamente del pulso, sino de otras técnicas y recursos que permitirán obtener un resultado profesional.

Por ello en este apartado hemos hecho una guía realmente útil con la que podrás trazar y rellenar un patrón de rombos de una manera muy sencilla y práctica.

Prepara el molde

Decidir el tamaño exacto de los rombos es un paso primordial para saber extenderlos a lo largo de una superficie, por ello sobre una hoja de papel del tamaño que necesites, traza sobre ella el rombo deseado, utilizando alguna guía que pueda ser de ayuda para marcar líneas rectas.

Algo que puede servir y se hace mucho más veloz, es el doblar la hoja de papel a la mitad, marcar la mitad del extremo opuesto al pliegue y cortar del extremo de este hacia ese punto, terminando de obtener un triángulo perfecto y al abrirlo, un rombo perfectamente simétrico.

Perfeccionar y marcar la superficie

Antes de plasmar la figura sobre la pared, es importante que para que el acabado final se vea limpio y uniforme, se necesita de retocar el color base de la superficie, ayudando a eliminar posibles manchas o rayones que hayan sido marcados con el tiempo.

Para acelerar este proceso puedes hacer uso de un rodillo, pues aplica una capa ligera de pintura y cubre una mayor extensión en menos tiempo.

Al secar la pintura, queda marcar el patrón de rombos:

Sitúa el molde a una esquina cualquiera de la pared, que marque un inicio y se pueda extender al final. Con el molde estirado y erguido, haz una marca con un lápiz suave sobre los vértices de la figura, retira y traza la línea vertical en toda su extensión, siguiendo como guía esta línea sitúa sobre el punto superior antes marcado el extremo inferior del molde y así sucesivamente hasta completar el alto de la pared, no olvides así mismo definir los vértices laterales.

Lo siguiente es utilizar cinta adhesiva suave para ir marcando los lados de cada figura, por ello al inicio de todo, comienza el encintado en el vértice derecho o izquierdo dependiendo del lado que hayas comenzado y guíalo en dirección al punto superior, puedes ayudarte con una línea provisional guía para hacerlo erguido.

Puedes utilizar medidas e incluso el mismo molde para asegurarte que todo esté quedando simétrico, al tener tanto del derecho al revés todos los bordes marcados con la cinta, se puede observar el cómo será el resultado final.

A rellenar y plasmar los rombos

Lo siguiente es con el rodillo y el color final, ir colocando el color, sin importar si se cubre la cinta adhesiva anteriormente colocada, luego de un par de capas, se retira la cinta cuidadosamente y se espera a que seque el diseño final.

Si existe alguna imperfección, fácilmente puede ser arreglada con una brocha plana y un poco de la pintura que se necesite, sea del color base o del color del diseño.

Más
artículos

comprar pintura en mallorca
Cupón de bienvenida

10% de descuento en tu primera compra.
Escribe esto, antes de hacer el pago:

Bienvenido

¿Necesitas ayuda?