AHORA DISFRUTA DE TUS ENVÍOS GRATIS EN TODA LA TIENDA
ESTE VERANO DISFRUTA DE TUS ENVÍOS GRATIS

¿Cómo pintar una casa pequeña para que se vea grande?

La falta de extensión y espacio es algo que caracteriza mucho a las viviendas de este siglo, y está claro que, a pesar de este problema, visualmente se puede lograr que una estancia luzca mucho más amplia de lo que es, con ciertos trucos de luz y sombra, por lo que cualquiera podría llegar a aportar longitud y luminosidad a cualquier zona.

Esta clase de juegos con las luces y sombras es una técnica muy utilizada en múltiples obras de arte para moldear, y en este caso se utilizará para modificar el tamaño de una habitación de manera visual.

En este apartado explicaremos distintas formas de ampliar una habitación sin necesidad de hacer reformas mayores, sino más que haciendo uso del color, jugando con la perspectiva, las sombras y las luces.

Oscuros y claros

Aunque comúnmente sea conocido a los colores más luminosos como los expansores ideales de cualquier estancia, los colores oscuros bien utilizados pueden brindar una mayor profundidad, porque estos contornean y generan sombra.

Ahora, es importante saber que el color oscuro no puede ocupar toda la habitación, necesita estar en zonas estratégicas que permitan moldear la habitación al gusto de cada quien, por ejemplo, si lo aplicas en las paredes opuestas, puedes llegar a ampliar a lo largo una habitación, en cambio si dejas dos continuas en oscuro y dos paredes continuas en un color claro, creará una ilusión de una estancia mucho más amplia y estructurada.

Normalmente esta técnica se recomienda ser aplicada en estancias que reciban de mucha luz natural, de lo contrario no se lograría el efecto de manera tan marcada como se desea.

Los tonos fríos

Algo que a lo que, si suelen recurrir mucho los profesionales, es el uso de colores fríos —verdosos y azules—, ya que estos tienen la propiedad de ampliar y alejar las paredes entre sí, lo cual lo vuelve un arma filosa contra la falta de espacio y luminosidad.

Un buen ejemplo de colores que iluminan y amplían una habitación y que, además, entran en todos fríos son el azul celeste, azul bebé, el verde turquesa, verde agua y muchos más.

Estos colores son ideales para cuando la zona dispone de escasa iluminación y tamaño, pues el color aportará luz y evitará que la habitación se reduzca visualmente.

Contrastes

Una buena forma de ampliar una habitación en caso de inclinarse por tener paredes oscuras, es hacer un contraste con elementos de colores claros, esta técnica de mezcla de colores es una aliada completa para profundizar y ampliar la perspectiva de la estancia, un ejemplo de objetos que pueden llegar a contrastar son los marcos de las ventanas, puertas, cuadros, columnas y más.

Estrecha y alarga

Si tu objetivo es estirar de cierta manera una estancia, un uso específico de colores claros y oscuros te podrá brindar esta sensación, y solo siguiendo una simple guía.

Si terminas aplicando la pintura de tono oscuro en una pared y seguido de esta el techo, dicha pared automáticamente se extenderá a lo largo de manera visual, por lo que la zona parecerá mucho más larga e inclusive profunda de lo que en realidad es.

Esta técnica de pintura es ideal no solo para estancias o habitaciones, sino también para pasillos y recibidores de los cuales se necesite dar la ilusión de profundidad y de mayor extensión.

A rayas

Las rayas son un complemento que puede hacer maravillas si se utiliza a la perfección, y es que es el elemento ideal para aumentar la longitud de una habitación, y es muy sencillo de aplicar para contornear una estancia de acuerdo a lo que se necesite.

Si las líneas son verticales, la estancia va a lucir mucho más alta, con un techo más lejano, en cambio si las líneas van en otra dirección, siendo horizontales, aportarán la ilusión de una habitación mucho más ancha y espaciosa.

Hay que tener en cuenta que las líneas tendrían que quedar perfectamente rectas y centradas entre sí, para que el efecto pueda verse limpio y pulcro.

Degradado

Una técnica que puede ser aplicada para que una habitación luzca mucho más amplia y alta es hacer un degrade de dos colores complementarios, donde el color predominante superior sea el más claro y el principal de la zona inferior sea el más oscuro.

Este estilo de pintura creará una ilusión óptica que aumentará el tamaño de la estancia a la vista. Cabe destacar que el degrado no necesita ser perfecto, e inclusive si deseas un estilo más desgastado y desenfadado, que se note la diferencia de color y a brochazos.

Más
artículos

comprar pintura en mallorca
Cupón de bienvenida

10% de descuento en tu primera compra.
Escribe esto, antes de hacer el pago:

Bienvenido

¿Necesitas ayuda?