¿Cómo Pintar una Habitación?
Cómo Pintar una Habitación

Si quieres redecorar tu habitación o estas mudándote a una nueva, decorarla y pintarla es la mejor opción para ti. Es momento de que te centres en iniciar esta nueva tarea entretenida y así crear un espacio increíble para ti. Aprender a pintar una habitación es sencillo y la mejor parte de todas es que ¡Es divertido!

Pintar una habitación no es una tarea demasiado complicada. Solo requiere tiempo, pintura y alguien dispuesto a hacer el trabajo. Al tener estos tres elementos ya estas a mitad del camino para lograrlo. Para lograr un buen trabajo, te recomendamos hacer una buena preparación previa de la habitación.

Pintar una habitación puede volverse divertido si lo haces con los métodos correctos y, por supuesto, las personas correctas. Pintar es un trabajo que requiere de paciencia, conocimiento básicos, habilidad y los consejos que encontrarás aquí el día de hoy ¡Empecemos!

Antes de Pintar

Para poder pintar una habitación debes saber que estilo vas a seguir. Las tendencias en decoración de habitaciones han avanzado bastante y hoy en día es común enamorarte de varias. Lamentándolo mucho, no podemos recrearlas todas en una misma habitación. Debido a eso, te recomendamos como primer paso, elegir el tipo de estilo y decoración con el que vas llenar tu habitación. 

La paleta de colores es lo primero a elegir. Puedes ir a la tienda de pinturas y recibir asesoría de los encargados en base a los colores disponibles y tu idea de estilo inicial. En Pinturas Julià estaremos encantados de ayudarte. Una vez tienes todas las dudas técnicas resueltas es tu turno.

Pregúntale a tu decorador interno: ¿Quieres las paredes en blanco o con colores intensos y divertidos? Al responder esta pregunta ya estás dando un paso gigante para comenzar a avanzar en cuanto a tu decoración.

Elige el color de las paredes, los techos e incluso las puertas. Todo es importante ya que estás buscando armonía dentro de toda esta habitación.

El siguiente paso es buscar las herramientas necesarias para pintar el lugar. Este paso es igual de importante que la elección del estilo al principio. Si es tu primera vez pintando una habitación, debes saber que el material básico de pintor varía dependiendo del tipo de habitación y los gustos de cada persona al momento de trabajar.

Puedes elegir una brocha o un rodillo. El tamaño de ambos debe ser mediano y otra opción más pequeña. El primero es para pintar el centro de las superficies y el segundo es para hacer una buena delimitación de esquinas, separaciones y detalle pequeños que requieran precisión en la pintura.

Entre una brocha y un rodillo o cepillo, el mejor es el rodillo. Si es tu primera vez pintando, es mejor que trabajes utilizando u rodillo ya que así podrás evitar las marcas de trazados de pintura en la pared. Los rodillos también vienen fabricados en diferentes formar y materiales. Hay de pelo corto y otros con hilos de mayor tamaño. Te recomendamos el de pelo corto ya que ese ayuda a disminuir la cantidad de pintura que cae sobre el suelo.

Otros materiales que también pueden servirte:

  • La lijadora orbital o la lija suave. Esto te ayudará a crear fricción en la pared para que la pintura se pueda adherir de mejor manera.
  • La espátula, para aplicar pasta reparadora en los desperfectos o para retirar escamas de pintura indeseadas en la superficie.
  • Plástico Protector que sirve para cubrir el suelo de la habitación.
  • Telas tipo fieltro para cubrir el mobiliarios pesado y grande que no pueda ser retirado con anterioridad de la habitación. Al cubrirlos, los estás protegiendo de las posibles gotas de pintura que puedan caer sobre ellos.
  • Fijador o Imprimación para Pared, lo cual ayuda a que la pintura se fije mucho mejor sobre la superficie.
  • Cinta de Pintor la cual te ayudará a trazar divisiones, bloquear interruptores, enchufes y proteger accesorios en la habitación que no se van a retirar pero tampoco quieres que se manchen.
  • Cubeta o recipiente para la pintura: Puedes buscar uno bastante ancho si vas a utilizar el rodillo o una cubeta grande donde verter toda la pintura de un mismo color que va a utilizar.

Pasos a Seguir para Pintar la Habitación

1. A Preparar la Habitación

El primer paso que hay que hacer es comenzar a retirar el mobiliario de la habitación o cubrirlo con la tela tipo fieltro. Así evitarás que se manche en caso de que un poco de pintura llegue hasta ellos. Despuésde hacerlo, cubre el suelo con el plástico o con periódico para que tampoco se manche. Aunque al final de la jornada igual deberás limpiarlo, no tendrás que perder mucho tiempo quitando molestas marcas de pintura.

Después, cubre con cinta de pintor las esquinas del techo y las de cada pared contigua que vaya a ir de un color diferente al que vas a pintar. Utiliza la cinta para marcar el límite entre las paredes y el suelo. La cinta también te puede servir para cubrir los accesorios de la habitación que no desees que se manchen.

2. Imprimación

Con un litro de pintura de imprimación por estancia, (siempre comprueba las instrucciones del fabricante) puedes comenzar a hacer este paso. Dilúyelo en seis litros de agua y pasa una mano por la pared. El proceso de imprimación se realiza para mejorar la adherencia de la pintura sobre la superficie de la habitación que se va a pintar. Ayuda a crear una especie de fricción y también hace que la pintura nueva tenga un mejor acabado final.

Al finalizar la aplicación de la imprimación, te recomendamos esperar 4 horas para que haga buen efecto y luego comenzar a pintar.

3. Es Tiempo de Pintar

Las paredes y techo de la habitación se pintan por capas. Debes esperar que una capa seque bien para poder aplicar la otra capa. En el caso de las esquinas y techo, utiliza una extensión de rodillo y comienza por el techo. Así, no ensuciarás otras paredes que se hayan pintado con las gotas que caigan desde el techo. La brocha ancha y el rodillo te ayudarán a rellenar las partes centrales tanto del techo como de las paredes. Pinta en un solo sentido para asegurar uniformidad.

Más
artículos

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?