¿Cómo Pintar una Pared?
Cómo Pintar una Pared

Pintar una casa no es tan sencillo como se ve en las películas. La verdad es que es más complicado que solo tomar una brocha, mojarla en pintura y comenzar a pintar la pared al sonido de tu canción favorita. Hay mucho más detrás para lograr pintar una pared con éxito y para que se vea profesional.

La forma en la que pintaremos la pared va a variar dependiendo de cómo quieres que quede. El acabado que deseas, la superficie a pintar y el tipo de pintura son factores que influyen notablemente en la forma de pintar una pared. En esta tienda de pintura online puedes encontrar diferentes herramientas para pintar paredes al igual que clases de pinturas, consejos y miles de colores a elegir.

Hoy te ayudaremos a conocer los mejores tips para que pintes las paredes como todo un experto.

1. Escoge sabiamente tus herramientas

Si deseas tener una buena jornada pintando las paredes debes contar con herramientas de calidad. Escoge brochas y rodillos que sean de alta gama ya que ellos te darán la cobertura de superficie que requieres. Además, las buenas herramientas te ayudan a aprovechar al máximo la cantidad de pintura disponible al igual que puedes lograr un mejor acabado en la pintura.

Puede que las  herramientas de alta gama sean más costosas que otras pero la calidad que te aportan es mucho mejor y te ahorra dolores de cabeza durante la jornada. Puedes experimentar con rodillos, brochas e incluso pistolas de pintura.

2. Elige una Buena Pintura

La idea es hacer un buen trabajo y para eso necesitas contar con una pintura adecuada para la superficie de la pared que vas a pintar. Tómate tu tiempo para elegir la pintura que utilizarás y cerciórate que tenga el acaba correcto que necesitas. La calidad está relacionada con el resultado final de tu pared.

Te recomendamos revisar si la pintura es para exteriores, interiores, si es de secado rápido y también su relación con el clima.

3. Iluminación

Ya tienes las herramientas adecuadas y has elegido la pintura que utilizarás. Ahora es momento de que ajustes la luz del espacio de forma que te permita ver mucho mejor el trabajo que veas a realizar. Te sugerimos utilizar luz blanca ya que así no se distorsionan los colores de los que pintarás la pared.

Puede usar una bombilla normal o luz LED para iluminar y trata de colocarla en un ángulo que permita la buena iluminación de la pared. Evita espacios donde se pueda hacer algo de sombra ya que la idea es que puedas ver bien el trabajo que estás haciendo y no funcionará si cubres alguna parte con tu sombra.

4. Fíjate en el Clima

Los días húmedos son muy malos para decidir pintar. La idea es que la pintura se seque rápido y si eliges pintar en un día húmedo entonces tendrás que esperar días a que se seque solo una pequeña capa. Por eso, intenta pintar en días soleados en los que el clima sea seco y haya un poco de viento que ayude a secar las capas de pintura.

5. Prepara las Paredes

Antes de comenzar a pintar es necesario que limpies las paredes. Así podrás eliminar el exceso de suciedad y polvo. Preparar las paredes antes de pintarlas significa que la pintura se adherirá mejor una vez que comiences el trabajo. Después de que limpies las paredes puedes empezar  retirar todo lo que esté cerca de ellas que se pueda manchar al igual que algún adorno que este fijo en las mismas.

Antes de comenzar a pintar, cubre bien los interruptores en cada pared con un poco de cinta de pintor, así evitarás que entre pintura en ellos y que haya un accidente después. Es una buena idea cubrir el suelo con un poco de plástico para que así no se manche y tengas que hacer un extenso trabajo de limpieza después.

6. Rellena con Pasta

Si la pared que vas a pintar tiene algún desperfecto debido al paso del tiempo, es una buena idea que te enfoques en rellenar esos pequeños huecos que están en la pared. Utiliza una espátula para untar la pasta niveladora en las superficies que lo requieran en esa pared que vas a pintar. Luego déjala secar y líjala para que todo quede liso ¡Listo! Nada sucedió aquí.

Por cierto, si la pasta llega a encogerse un poco después de secarse, no te preocupes. Es normal. Solo debes volver a rellenar y listo.

7. ¡Momento de pintar!

Ya ha llegado el momento de pintar correctamente la pared. Para hacerlo debes seguir algunos consejos que te daremos para que lo hagas excelente.

El primer paso es pintar con una brocha esa línea donde la pared se encuentra con el techo. Hazlo con bastante cuidado para evitar que un poco de color de la pared se pase al techo Luego, con la misma brocha delimita el perfil de cada venta, interruptor, enchufe e incluso marcos de las puertas o adornos fijos.

Las brochas medianas y pequeñas son ideales para este tipo de tarea. Su precisión te ayudará a hacer buenos trazos con la pintura y también a evitar que te salgas de las líneas al momento de pintar. Cuando ya terminas de hacer estos marcos especiales, puedes cambiarte al rodillo. Si bien, esta herramienta es bastante útil debido a que te ayuda a abarcar mayor superficie y con igual cantidad de pintura, es mala para los detalles que hacíamos antes.

El rodillo lo utilizas para rellenar la pared con la pintura. Gracias a él, puedes ahorrar bastante tiempo. Nuestra recomendación es que inicies por el ángulo superior derecho o izquierdo, elige el que te sea más cómodo. Considera que quizás desees apoyar la mano libre en la pared, así que trata de iniciar por el mismo lado que la mano con la que escribes.

Luego continua pintando la pared de arriba hacia abajo. Al finalizar, solo debes esperar a que la pared se seque en su totalidad. Dale tiempo y permite que el aire entre en la habitación. Asegúrate de que ha secado antes de empezar a colocar el mobiliario y adornos en el lugar.

¡Listo! ¡Ya sabes cómo puedes pintar una pared!

Más
artículos

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?