Elegir el blanco ideal para tu hogar

¿Cuándo utilizar los blancos cálidos?

Si lo que quieres es crear un ambiente acogedor, elige blancos cálidos con matices rojos o amarillos. Estos tonos dan un aire relajante y delicado, por lo que son ideales para dormitorios y salones.

¿Cuándo utilizar los blancos fríos?

Los blancos fríos tienen matices azules, grises o verdes que les aportan un aire fresco.
Los blancos fríos resultan útiles porque ayudan a aumentar la sensación de espacio en habitaciones pequeñas al crear el efecto de que las paredes retroceden.

¿Consigue un look elegante mezclando tonos blancos?

Si te va la aventura, prueba a combinar blancos cálidos con fríos.Así se consigue un estilo clásico que sorprende por su elegante sencillez.

Más
artículos

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?