Personaliza tus Tiestos de Barro Usando Pintura
Personaliza tus Tiestos de Barro Usando Pintura

Las plantas le dan vida y felicidad a cualquier estancia en la que las coloques. Son un elemento decorativo lleno de mucha alegría que se ha incluido dentro de varios estilos y ahora es imposible decorar un espacio sin tenerlas en algún rincón. La mayoría de las veces las siembra en tiestos de barro y son bastante funcionales.

Pero este material tiene el inconveniente de pasar inadvertidas debido a su opaco color. Aunque son ideales para incluirlas en cualquier tipo de estilos, siempre tienen un diseño predecible y un color similar, por eso, muchas personas han buscado cambiar su aspecto y darle una vida nueva llena de color alegría.

Un Toque Personal

Una forma sencilla de decorar los tiestos de barro es pintándolos. Esta es una actividad bastante divertida y te da la oportunidad de poder llenar de mucha personalidad a todas las macetas que hay en la estancia.

Para darle un nuevo diseño a las macetas es necesario contar con pintura vinílica o acrílica. Este tipo de pinturas son las más idóneas para los tiestos de barro ya que le dan más resistencia y durabilidad a la superficie. Además de estas pinturas, vas a necesitar un poco de pintura impermeabilizante para evitar que la humedad de la planta traspase al exterior y pueda dañar el diseño que hagas conforme pase el tiempo.

Los diseños para los tiestos de barro son bastante lindos. La tendencia se encuentra entre utilizar colores pasteles y colores vivos combinados para crear diseños eclécticos y llenos de mucha energía. También hay quienes pintan las macetas de verde y así se mimetiza con la planta que coloquen en ella.

Pasos para Pintar Tiestos de Barro

  1. Lava la Maceta

Este paso puede sonar un poco redundante considerado que el tiesto va a estar expuesto a tierra continuamente. Pero la verdad es que si quieres pintarlo debes contar primero con una superficie limpia y libre de sucio. Observa la maceta y utiliza una brocha para retirar la tierra o arenilla que haya quedado atrapada en el tiesto. Luego, simplemente aplica un poco de jabón para eliminar algunas manchas que sean difíciles de sacar.

  1. Lija el Tiesto

Además de limpiar el tiesto también debes lijarlo. Esto debes hacerlo con una lija de grano fino y con mucha suavidad para no rebajar en exceso la superficie del tiesto de barro de forma brusca. Este paso del lijado se hace con la intensión de conseguir una mayor superficie de adherencia para la pintura. Al hacerlo, verás como la pintura se adherirá con más facilidad y el resultado final será mucho más duradero.

Hacemos especial énfasis en el cuidado que se debe tener al momento de lijar ya que también pueden crearse rayas no muy estéticas sobre el pequeño tiesto. Cuando finalices de lijar, pasa un trapo húmedo por sobre la maceta para limpiar y dar por terminado todo el trabajo de preparación de la superficie.

  1. Imprimación

El barro es una superficie que reacciona con el agua y también aporta una gran pigmentación marrón si llegas a juntar algún otro componente líquido. Aunque los tiestos de barro parecen estar “sellados” la verdad es que todavía pueden botar un poco de tierra dentro y reaccionar con el agua. Para evitar que esto suceda es recomendable aplicar, al menos, una capa de imprimación antes de iniciar a pintar.

Un par de capas de imprimación selladora serán más que suficientes cuando se trata de los tiestos de barro. En este caso, es bastante genial hacerlo ya que así proteges la superficie y terminas de hacerla apta para recibir la pintura y que no se caiga a mitad de decoración o incluso que ni siquiera se fije en primer lugar. Dos capas son suficientes siempre y cuando las dejes secar por completo según las indicaciones del fabricante.

  1. Traza el Diseño

La parte más divertida es trazar todo el diseño ya que de seguro haz tenido una genial idea en tu cabeza y pronto la harás realidad. Utiliza un lápiz par a hacer el borrador inicial y haz trazos ligeros que puedan borrarse con facilidad. Es importante te ubiques bien en el espacio y que tengas una idea clara ya que este dibujos será tu guía al momento de aplicar la pintura.

  1. ¡A Pintar el tiesto!

Ahora si es momento de tomar tus herramientas y comenzar a pintar el tiesto de barro como más te guste. Un consejo que te damos es que coloques a la maceta boca abajo. Utiliza un vaso o una base estable para sostenerla y así poder pintar cómodamente el tiesto sin ningún problema. Ya verás cómo se evitarán las marcas y goteo de pintura.

Y hablando de marcas, también te daremos el secreto para que elimines las marcas de la brocha. En vez de utilizar una brocha de tipo cepillo, mejor utiliza una de esponja. Este material absorbe mucho mejor la pintura y también la aplica sobre el tiesto sin dejar rayas indeseadas. Puedes comprar una brocha de esponja en cualquier tienda de manualidades pero también puedes fabricarla tú mismo.

Los diseños de tiestos que tengan puntos, rayas y algunas figuras curiosas pueden hacerse utilizando cinta plástica o de carrocero e incluso un pincel si sientes que tu mano tiene suficiente precisión para lograrlo. Si te gustan las figuras divertidas, también puedes probar con algunos moldes a presión para que los apliques sobre el tiesto.

Por cierto, si has elegido aplicar varios colores, debes dejar secar entre una capa y la otra. Las ideas que incluyen para colores en capas diferentes hacen que debes esperar un tiempo para que se seque cada capa. Debes ser prudente y esperar ya que si pintas un color con otro mientras alguno está fresco hará que se mezclen y se creen combinaciones que no estaban planeadas.

Deja Volar tu Creatividad

Los tiestos de barro son un adorno ideal para cada estancia y cuando los decoras solo debes dejar volar toda tu imaginación y ganas de hacer un bonito trabajo ¿Ya tienes una idea sobre cómo decorar tu tiesto de barro?

Más
artículos

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?