¿Qué pasos debes llevar a cabo antes del pintado de tu barco?

El mantenimiento de un barco significa seguridad y una buena imagen. Hacerlo oportunamente es un reto que hay que cumplir sí o sí. Dentro del mantenimiento de un barco nos encontramos con la pintura de la embarcación. Un barco solo es majestuoso cuando su pintura está bien cuidada.

Las embarcaciones siempre están expuestas a la intemperie y eso puede ocasionar daños, grietas y desperfectos sobre la superficie debido a la exposición al sol, la humedad y el calor. En el caso de los barcos de fibra, la acción de los rayos de sol sobre ellos es terrible junto a los cambios de temperatura. Por su parte, el metal se enfrenta a la acción del óxido sobre ellos.

Debido a todos estos factores que deterioran el barco, se recomienda que la estética del barco reciba mayor atención ya que puede deteriorarse con mayor facilidad. Los barcos que tienen una larga vida útil son aquellos que reciben un buen cuidado y mantenimiento lo que los hacen menos exigentes al momento de una reparación ya que son mínimos fallos que llegan a tener.

1. Elimina los Restos de Pintura

Los barcos que van a recibir mantenimiento de pintura ya vienen con una pintura de base. En este paso, concéntrate en eliminar los restos de pintura anteriores que estén en mal estado junto a las ceras, gelcoat o siliconas que traen algunas embarcaciones. Te sugerimos utilizar un disolvente o quitapinturas de alto rendimiento que pueda facilitarte la tarea de eliminar la grasa y la pintura que ya ha perdido calidad.

2. Cubre los Accesorios y Objetos que Puedan Mancharse

Los accesorios que puedan retirarse es mejor sacarlos del área que se va a pintar. Los que no, cúbrelos con cinta de pintor y así no se mancharán durante la jornada de pintura. Préstale especial atención a los vidrios y marcos del barco ya que también es recomendable protegerlos de manchas potenciales.

3. Lijado

En esta fase el objetivo principal es obtener una superficie lisa y eliminar la pintura de base que está más adherida. Las imperfecciones del barco en su superficie deben ser eliminadas para poder obtener un buen espacio para pintar. Puedes utilizar una lijadora orbital en los barcos de madera. Tras lijar la superficie, comienza a lavar el espacio con jabón y deja que la embarcación seque. Así podrás eliminar todo el polvo que se haya generado.

Si encuentras alguna imperfección sobre la superficie, rellena el espacio con masilla y luego líjala. El uso de una espátula para enmasillar te será útil ya que no deberás ensuciarte las manos. Lija la masilla y elimina los restos de polvillo.

  • En Barcos de Madera: Las embarcaciones de madera lija la madera de la cubierta y luego aplica barniz de un componente. Quizás la parte más costosa de lijar sea la obra viva. Hazlo con una lija orbital la cual es bastante útil. En cuanto a los desperfectos, lo mejor es que utilices masilla epoxi de 2 componentes.
  • En Baros de Fibra: El lijado mecánico es tu mejor opción para este tipo de embarcaciones. Así puedes liminar la pintura vieja con mayor facilidad.

4. Imprimación

Antes de aplicar la pintura de color para la embarcación, debes hacer la imprimación. Esta debe ser de alto espesor para poder proteger el barco de la erosión del agua y así evitar el deterioro de los cascos de madera y fibra. En el caso de los baros de metal, la imprimación ayuda a evitar la corrosión y oxidación temprana.

Existen imprimante de uno y dos componentes. La diferencia es que los de un solo componentes son mil veces más fáciles de aplicar pero duran menos tiempo que los de dos componentes los cuales otorgan mayor resistencia. La fase de imprimación no solo ayuda a proteger y mejorar la superficie sino que también apoya en el descubrimiento de pequeñas imperfecciones que puede que no hayas visto antes.

El número de capas de imprimación depende de la exigencia y el tipo de acabado que tu como dueño del barco estés buscando. El común de capas que se aplican son dos.

5. Momento de Pintar el Barco

El ambiente ideal para pintar un barco tiene que ser un día seco y frío en el cual el calor y el viento te ayuden a que la pintura se seque con mayor facilidad. Antes de comenzar a aplicar la pintura, revisa el clima. El barco tiene dos partes. La obra viva que se mantiene debajo del agua y la obra muerta que es la zona que se mantiene por encima de la línea de flotación.

La obra viva solo requiere de dos capas de pintura de patente náutica. En el área del casco, luego de pintar, aplica antifouling o antiincrustante ya que así evitas que colonias de organismos marinos se queden en tu barco. Puedes aplicar la pintura y el antifouling con la técnica de pintado cruzado. Primero de arriba hacia abajo y luego de lado a lado.

En las hélices y colas te sugerimos utilizar una pistola de pintura ya que así llegarás a zonas más difíciles de pintar.

Por su parte, la obra muerta de un barco puede pintarse agregando esmalte en esta parte del casco. En cuanto a las cubiertas, agrega una capa de aceite para tres meses para evitar tonos grisáceos y proteger la madera. En las cubiertas de gel – coat puedes aplicar esmalte antideslizante para un mejor acabado. La técnica de pintura cruzada también la recomendamos en esta sección.

Herramientas a Utilizar

Para pintar un barco debes escoger herramientas de calidad que te ayuden a hacer un buen trabajo durante toda la jornada de pintura. Puedes aplicar la pintura con diferentes herramientas ya que eso depende de la zona que vas a pintar. Por ejemplo, hay superficies del barco que requerirán de rodillo ya que son altas pero planas. Mientras que hay otras superficies que son más complicadas de acceder por lo que te recomendamos el uso de una pistola de pintura. Aun así, la brocha siempre será tu aliada para delimitar zonas entre paredes y accesorios del barco.

Finalmente, recuerda aplicar capas finas y esperar que se sequen antes de aplicar la segunda.

Y ahora ¿Cuándo comenzarás a pintar tu barco?

Más
artículos

Más
artículos

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?