4 Pasos para pintar el suelo del garaje
pintar el suelo del garaje

Cada casa posee su propio genial garaje que puede ser utilizado para una infinidad de tareas. Es un espacio que se usa constantemente y siempre están entrando y saliendo coches u objetos diferentes. Debido a esta gran actividad es bastante fácil ver como los garajes, y en especial el suelo, se va deteriorando.

Si deseas conocer cómo es posible darle una segunda vida al suelo de tu garaje, haz llegado hasta el lugar correcto. Aquí conocerás cómo pintarlo de manera excelente y hacerlo parecer como si está completamente nuevo. El efecto de la pintura lo ayuda a tener mayor durabilidad en el tiempo.

No es tan difícil como parece

Debido a la cantidad de objetos y coches que entran y salen del garaje, suele suceder que el garaje se llena de muchas cosas y termina siendo un desastre. Las paredes se rayan, se pierde el decorado inicial y el suelo de raya, hunde o incluso pierde color. Por eso, es necesario dedicarle tiempo para ordenarlo, clasificar las cosas y también renovar el suelo.

La mejor forma de hacerlo es renovando su pintura, pero para hacerlo debes cumplir con algunas condiciones para que todo pueda tener un buen acabado ¡Acompáñanos a conocer todos los pasos!

  1. Limpiar a fondo todo el espacio

El suele del garaje debe prepararse con anticipación para que la jornada de pintura sea exitosa. Por eso, es bueno que se haga una limpieza profunda de todo el suelo con bastante anticipación. Tómate tu tiempo y hazlo con mucha paciencia. Primero, debes utilizar disolvente específico para concreto para que así se puedan eliminar las manchas.

El suelo del garaje debe quedar libre de manchas de pintura, grasa, polvo o incluso de gasolina. Dependiendo del tipo de suciedad que haya, deberás utilizar un disolvente diferente y con una potencia distinta. Hay algunos específicos para grasa y otros para gasolina, fíjate bien y  elige el que más te convenga.

El siguiente paso es pulir el suelo. Si lo haces con una máquina pulidora mejor ya que así terminarás de eliminar por completo cualquier tipo de sucio que haya sobre el suelo. Si no hay una máquina, utiliza un cepillo de cerdas duras y desengrasante para quitar cualquier resto de suciedad y productos ajenos a la limpieza.

Cómo último consejo, si eres fanático de la buena limpieza, utiliza la manguera de alta presión contra el suelo para terminar de limpiar por completo el garaje.

  1. Reparando las Imperfecciones

Como ya se ha limpiado el suelo del garaje, ahora puedes reparar todas aquellas imperfecciones que de seguro viste durante la jornada de limpieza. En el suelo hay varia grietas e incluso desniveles que se han formado por la humedad u otros agentes abrasivos. Dependiendo del tamaño de las grietas, puedes rellenarlas con productos sencillos y hasta con hormigón si así lo deseas. Esto lleva tiempo y debes respetar los tiempo de secada de cada producto.

Debes buscar que el suelo del garaje esté lo suficientemente nivelado y uniforme. No debe haber algún desnivel ya que esto podría dificultar mucho más tu jornada de pintura.

  1. Imprimación de la Superficie

Este paso es muy importante para lograr un buen acabado. La imprimación del suelo del garaje se refiere a crear una superficie con mayor capacidad de adherencia para la pintura que se va a aplicar. La imprimación debe ser especial para suelos de garaje. Asegúrate de que la imprimación que elijas funciona a la perfección con pintura epoxi.

Puedes aplicar la imprimación con una brocha de pintura mediana. Comienza por la orilla de las pared y luego ve avanzando ¡Evita encerrarte! La idea es que comiences por el lado más alejado de la puerta o el portón para que luego puedas salir fácilmente. Incluso puedes ayudarte con un rodillo para hacer la imprimación mucho más rápida. El tiempo de secado es de aproximadamente una cuatro o cinco horas.

Tata de cumplirlas ya que la imprimación es la encargada de hacer que la pintura se fije mucho más rápidamente a al suelo del garaje.

  1. ¡Comienza a pintar el suelo del Garaje!

¿Qué pintura debo elegir?

Este paso es genial ya que significa que ya pronto verás como el suelo de tu garaje comienza a tener una segunda vida Para pintar el suelo del garaje debes utilizar pintura especial para ello. Para los suelos de garaje se utiliza un tipo de pintura que protege la superficie de la humedad y también previene el moho. La ventaja que tienen es que son muy fáciles de limpiar y su mantenimiento no debe ser tan constante.

La verdadera pintura para suelos de garaje es la gama de suelos EPOXI. Es un tipo de pintura que ayuda a proteger al 100% el suelo del garaje ya que tiene acción endurecedora con un catalizador que hace que la película del suelo obtenga gran dureza y esté protegida de agentes abrasivos y químicos. Es una genial opción para suelos interiores que están expuestos constantemente a mucha acción mecánica y química.

¿Cómo se debe aplicar la pintura?

La pintura EPOXI debe aplicarse por capas. Primero debes delimitar el espacio utilizando una brocha y así evitar pintar alguna zona de las paredes. Justo como haz hecho con la imprimación. El resto de la primera capa la puedes aplicar utilizando un rodillo para ahorrar más tiempo. Cuando termines de aplicar la primera capa ya verás un resultado genial y gran diferencia entre como estaba antes de que iniciaras el proceso de renovación de pintura. Déjala secar por al menos dos horas y media y luego será momento de aplicar la segunda capa, la cual se aplica en dirección contraria a la segunda capa

Si te gusta cómo ha quedado el suelo del garaje con solo dos capas entonces ya solo debes dejar secar. Pero si quieres que el color quede mucho más intenso entonces solo debes aplicar una tercera capa. El proceso de secado es simple y solo se debes evitar pisar el suelo del garaje por 24 horas. Luego ya puedes empezar a colocar los objetos con mucho cuidado.

NOTA: para conducir el coche por el suelo debes esperar al menos una semana.

Más
artículos

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?