¿Cómo pintar con pintura a la tiza o chalk paint?
pintura a la tiza como usarla

Si te gusta la decoración, ya habrás oído de la pintura a la tiza y de sus ventajas para recuperar muebles viejos o dar vida y alegría a muebles nuevos opacos y aburridos, es ideal para puertas, zócalos, molduras de madera en paredes y, en general, para realzar interiores. Aquí te damos algunos consejos para que logres acabados perfectos con este tipo de pintura.

La pintura a la tiza es un tipo de colorante acrílico hecho con tiza o yeso, preparada con una parte de agua, por lo que es lavable, que podremos encontrar tanto en formato líquido como en aerosol y que tiene la ventaja que se puede aplicar sin lijar ni imprimar la superficie a pintar.

Se puede usar en madera, el material a que más se adapta, pero va bien en vidrio, tela, metal, plástico, melanina, casi en todo material y, la puedes aplicar con rodillo, brocha, pulverizador o pistola. Te da un acabado ultramate de tacto aterciopelado y empolvado, con apariencia antigua, que te hará conseguir resultados espectaculares.

Para muebles torneados la técnica del pincel seco

Cuando quieras utilizar la chalk paint sobre una silla, mecedora o mesa con patas torneadas y acabado en molduras, es aconsejable primero aplicar la pintura en formato aerosol que te permite llegar a todos los rincones del mueble, puedes dar 1 o 2 manos para cubrir mejor, usar el pincel para rincones y el acabado lo hará más homogéneo.

Luego realiza un tapado al dedil con la técnica del pincel seco, que radica en mojar la brocha o pincel en pintura a la tiza y desgastarlo sobre papel para que apenas quede pintura y, aplicar sobre el mueble en las zonas en que normalmente se produce más desgaste, hasta lograr que esa zona quede plenamente impregnada de tinte.

Dejas secar y das una o dos manos más según el resultado que quieras conseguir; aplicas cera en aerosol y, trascurridos unos diez o quince minutos, frotas toda la superficie del mueble con un estropajo, para pulir la cera y proteger la pintura, además de lograr un acabado más estético.

Para un acabado desgastado efecto vintage

La versatilidad del Chalk Paint está en los variados usos que le puedes dar, es ideal para dar un efecto vintage, al estilo shabby chic muy de moda. La primera técnica es el decapado, frotas con lija o lana de acero para quitar parte de la pintura y se vea la capa inferior, te ofrece un aspecto desgastado y antiguo, luego limpia con paño mojado. 

Elije uno o dos colores para un efecto sutil, dos tonos similares te van bien, si buscas un efecto más llamativo, elige dos colores con más contraste; aplica la pintura con brocha de cerda corta y dura para que se vean las pinceladas; lija los salientes como esquinas, ángulos y curvas, con lija de grano fino, aplica otra mano y deja secar.

Aplica una capa de cera protectora y deja secar 10 minutos y pasa un paño para sacar brillo. Si deseas conservar el mate del mueble, usa barniz en vez de cera. Otra opción es aplicar la cera saltando el lijado. Si das una sola mano de chalk paint y luego la cera oscura, el efecto envejecido es seguro.

Para pintar textiles

El Chalk Paint lo puedes usar para colorear superficies que ni imaginabas, como  textiles: alfombras, telas de cojines y muebles, manteles, cortinas. Hay varias opciones la primera es pintar directamente sobre la tela, debes mezclar la Chalk Paint para rebajarlo, y con una plantilla la aplicas directamente.

Otra opción es pintar sillas, sofás o butacas tapizadas, sin desmontarlas, a manera low cost, sin perder su estética. Primero humedeces con vaporizador de agua la tapicería; combina Chalk Paint con un medium textil a partes iguales, aplica una capa fina y deja secar un día, aplica una segunda capa y que seque otro día. Encera y retira el exceso.

También tienes la alternativa de teñir textiles naturales, para ello diluye 10 cucharadas de Chalk Paint por cada litro de agua, sumerge todo el textil en el agua teñida por 30 minutos removiendo, tiendes la pieza a la sombra para que seque, estirada si la quieres lisa o, con ciertos pliegues si quieres darle un efecto personal.

Para pintar muebles de Ikea, melanina o acabado plastificado

Contrario a lo que muchos piensan, estos muebles si pueden pintarse. Te hemos dicho que Chalk Paint no requiere imprimar el área a pintar, pero en estos muebles si debes limpiar la pieza, que no quede restos de suciedad o grasa, porque no se adheriría bien ningún producto. 

Luego debes aplicar imprimación apta para el chalk paint para abrir los poros del mueble y que absorba mejor la pintura, lo puedes aplicar con rodillo flocado y pincel, para llegar a rincones donde el rodillo no llega, dejas secar 4 horas. Luego aplicas la pintura igual, en por lo menos dos capas, deja secar 4 horas, incluso después de la primera capa.

Esperamos que las ideas que te hemos dado hayan pellizcado tu ingenio adormitado y, combinando algunas técnicas, des rienda suelta a tu imaginación y logres un resultado soñado; las opciones que brinda chalk paint son variadas y, sobre todo, muy prácticas; las distintas técnicas te dan la libertad de dar el toque personal que quieres.

Lo importante que debes tener en cuenta al usar pintura a la tiza es su secado rápido y por ello debes trabajar rápido, si vas a aplicar varias capas o lijar lo debes tener en cuenta  

Su tiempo de secado que no es mayor a 50 o 60 minutos. El resultado y la duración de Chalk Paint, depende de la porosidad del mueble a pintar, la cera o barniz elegido para su protección, la exposición a la lluvia, luz y calor y del uso que le darás.

Puedes hacer de la pintura a la tiza, tu aliado ideal al decorar y renovar ambientes, es muy funcional, fácil de usar, de limpiar, incluso las herramientas que uses, te abre un abanico de oportunidades para poner en práctica tu imaginación; así que no tienes excusas para abrir tu mente y tu corazón al chalk paint, es una apuesta a ganador.

Más
artículos

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?