¿Cómo pintar pladur?

Uno de los materiales que se han popularizado en la construcción y decoración es el Pladur. Su acabado liso y versátil le permite ser uno de los materiales más escogidos ya que también es económico y fácil de utilizar.

Puede que lo hayas conocido como “Cartón – Yeso” o como Pladur. Sea como sea que lo conozcas, todos estamos de acuerdo en que es uno de los materiales que más nos gusta utilizar dentro de la decoración. Es fácil de colocar, entra dentro del presupuesto y se ve hermoso ¿Qué más podríamos buscar?

Para aquellos que realizan pequeñas reformas en sus hogares, utilizar pladur es una opción atractiva gracias a tu relación calidad precio. Pero una pregunta que surge muy a menudo es ¿Cómo pintar el Pladur?

Muchas personas se lo han preguntado y es entendible ya que es un material muy utilizado pero por lo afines a la construcción, pero cuando tú mismo deseas hacer el cambio, puede que no sepas por donde iniciar ¡Aquí te lo contamos!

¿Qué es el Pladur?

El Pladur se concibe como una placa de yeso laminado que se ubica entre dos capas de cartón. Por eso se le dice “Cartón – Yeso”. Puedes encontrarlo en diferentes grosores, medidas y en diferentes lugares: en los falsos techos, tabiques divisorios y hasta para fabricar muebles que no cargarán con peso excesivo.

El pladur puede ser decorado con pintura, azulejos e incluso con papel pintado. Todo dependerá  de tu capacidad y que tan geniales quieres que sean tus ideas. Por su parte, una de las mejores recomendaciones para renovar el pladur es que lo pintes. Utiliza pintura sobre el pladur para darle ese nuevo aspecto a toda la superficie y así crear paredes geniales con un acabado excelente.

Pasos a Seguir para Pintar el Pladur

  1. Paso de la Protección

Si ya has hecho remodelaciones antes de seguro que has escuchado con anterioridad este paso. Y es que es uno de los más importantes y siempre, siempre debe estar presente. El primer paso es utilizar protección sobre ti para evitar cualquier accidente o mancha sobre la  ropa o piel. Utiliza mascarillas y trata de pintar en un lugar que este bien ventilado. Las gafas de protección también son recomendables para proteger tus ojos de cualquier salpicadura.

Por otro lado, también hay que proteger el espacio donde vas a pintar. Trata de colocar algunas láminas de periódico o cubiertas de plástico sobre todo el lugar para evitar que se manche el piso o los objetos que estén cerca. Si vas a pintar cerca de encendedores o marcos de puertas y ventanas, utiliza cinta de pintor para cubrirlos y así no mancharlos durante el proceso de remodelación.

Por cierto, trata de pintar el pladur en una zona que sea abierta o que al menos permita la circulación de abundante aire. Así no tendrás alergia por el químico de la pintura.

  1. Limpieza del Pladur y Eliminación de Pintura

El Pladur es un material que puede llegar a ensuciarse con facilidad. Gracias a esto, tienes que limpiarla antes de aplicar la pintura. Revisa la pared de pladur o el objeto que piensas pintar. Si requiere limpieza, entonces comienza por retirar cualquier nuevo aplique que exista  y luego concéntrate en eliminar alguna sustancia que pueda estar adherida sobre él.

No retires la pintura plástica que esta sobre la superficie de pladur pero si hay que eliminar las pinturas al temple como gotelé o las lisas. El motivo por el que si hay que eliminar este tipo de pinturas es debido a que son poco resistentes. En el futuro, pueden ocasionar problemas ya que harán que des descame la pintura.

Para eliminarlas, solo tienes que humedecer la superficie con agua y rociar pulverizador sobre ella de forma manual. Espera unos minutos y luego levanta la capa de pintura con una espátula. Hazlo con delicadeza ya que el pladur que está debajo puede dañarse si los movimientos son muy bruscos.

Esta sustancia no afecta para nada la capa de pintura que se vaya a aplicar. Si existe alguna zona abultada o que se haya retraído puedes lijarla o repararla con masilla, respectivamente. Debes tener cuidado al aplicar la masilla ya que buscas que toda la superficie te quede en un mismo nivel. Aplica el relleno de masilla, déjalo secar y luego líjalo para darle mayor superficie de adherencia.

  1. Imprimación

La superficie de pladur tiende a ser absorbente cuando la pintura se aplica directamente sobre ella. Esta es la razón por la que se debe cumplir con el paso de la imprimación. El líquido para imprimar viene en una presentación similar al de la pintura y ayuda a crear  una mayor superficie de adherencia sobre el pladur y también hace que se elimine cualquier porosidad presente en este tipo de superficie.

Aplica una capa de imprimación sobre el pladur para lograr que se sellen los poros. Esta primera capa te asegurará un buen acabado tanto en la pintura que apliques luego como en el esfuerzo que estarás invirtiendo. Si aplicas bien la capa de imprimación, puede que el mantenimiento posterior de la superficie de pladur sea más sencillo en un futuro.

Espera a que la imprimación seque por completo y que no haya hoyos en la superficie. Al revisar esto, ya puedes comenzar a aplicar la pintura.

  1. Aplicar la Pintura

Momento de comenzar a pintar. Ya ha recorrido un largo camino y pronto podrás ver como quedara el pladur que ya iniciarás a pintar. Para aplicar la pintura debes utilizar una brocha o un rodillo de lana. La pintura debe ser especial para pladur o alguna que sea lo suficientemente adherente para este tipo de superficie.  

Empieza por la primera capa y déjala secando el tiempo que indique la etiqueta de la pintura. La segunda capa se aplica sobre la primera que ya está seca. Debes aplicarla en sentido perpendicular a la anterior. Es decir, primero horizontal y después vertical.

Pintar sobre pladur puede ser bastante sencillo ya que el espacio se verá renovado en cuestión de un solo día. Obtendrás un buen acabado profesional si dejas que cada capa seque bien y haces un buen trabajo durante el paso de limpieza.

Más
artículos

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?