¿Cómo Pintar Tejas?

La remodelación de tu casa es una oportunidad de darle una nueva vida a todos los espacios. Desde los dormitorios hasta la cocina, puertas y ventanas. Cuando comiences a redecorar te darás cuenta de que puedes darle rienda suelta a tu creatividad y hacer realidad esos colores y ambientes que has visto en tu inspiración.

La mejor parte de la redecoración es que puedes cambiar el aspecto de todo. Absolutamente todo. No hay límites en esto de comenzar a reformar. Puedes volver a decorar tanto las puertas, mesas y, por supuesto, el techo.

Siendo uno de los componentes más importantes de una vivienda, el techo tiene una vida útil que puede alargarse gracias a una buena decoración. Desde los comienzos de la pre historia, el techo ha ido cambiando de materiales hasta llegar a los más resistentes que existen actualmente. El techo es sinónimo de seguridad y protección.

Necesitas seguir leyendo si deseas darle una nueva vida al techo de tu casa, en especial si es de tejas. Cubrir las tejas de asfalto que están en tu techo con una capa de pintura será la solución para extender la vida media de la superficie. Pero hacerlo requiere de conocimiento básicos que el día de hoy te ayudaremos a obtener.

¿Qué pintura utilizar para pintar tejas?

Renovar las pinturas de las tejas del techo ayuda a que esta superficie recobre su brillo inicial y que pueda darle mayor protección a la habitación que recubre. La buena noticia es que puedes hacerlo por ti mismo sin necesidad de acudir a un profesional. Aunque si notas que las cosas pueden complicarse, no dudes en aliarte con un experto.

Una de las principales preocupaciones al momento de pintar una teja es que la pintura pueda adherirse sin problema alguno a la superficie. La mayoría de las pinturas no está diseñada para adherirse a superficies lisas, siempre necesitara algún tipo de rugosidad para que se fije de forma más fácil. Las tejas son lisas y por eso se necesita apoyo, pero esto lo explicaremos después.

Para pintar las tejas del techo solo necesitas de pintura acrílica. Este tipo de pintura es utilizada para pintar el exterior de las fachadas que está siempre  expuesto a las condiciones inclementes del clima. Algunas marcas están produciendo pintura acrílica especial para techo y también funciona y puedes elegirla sin miedo.

Esta pintura acrílica para techos tiene mayor cobertura y calidad gracias a los componente acrílicos que se utilizan. Su cobertura es totalmente diferente a la cobertura para muro. Es una pintura espesa y debes rebajarla con agua para que rinda más y no se hagan grumos mientras la utilizas.

Imprimación para tejas

Antes habíamos mencionado que las tejas son lisas y por eso se requiere de apoyo para que puedan absorber correctamente la pintura sobre ellas. Para lograr que esto suceda se utiliza una solución conocida como cebador de unión. Esta solución es parte del proceso de imprimación adhesiva y es un tipo de líquido que se fija a las superficies que son muy “suaves”.

Los imprimadores vienen en un recipiente similar al de cualquier pintura. Es una sustancia mucho más pegajosa que las pinturas y debes aplicarla antes de que comiences a echar el color. El paso de la imprimación debe cumplirse casi siempre cuando estas intentando pintar superficies. Puede que te lo saltes pero solo cuando la superficie es lo suficientemente rugosa o cuando tiene mucho relieve.

Aplica la imprimación antes de la pintura y déjala secar por completo. Tienes que esperar pacientemente ya que si pintas con la imprimación húmeda, puede que dañes toda la teja. La imprimación no afecta en nada a la impermeabilización y más bien ayuda a que las tejas puedan proteger tu casa de mucha mejor forma.

Pasos a Seguir para Pintar Tejas

  1. Observar el Techo

Este paso es sumamente importante por más sencillo que parezca. Para que puedas pintar con éxito las tejas debes observar primero cuáles son las necesidades de tu techo. Chequea si todas las tejas están en buen estado o si hay que reemplazar algunas. Revisa la impermeabilización y las bases que soportan las tejas.

Utiliza tu ojo crítico para poder hacer una buena evaluación de las tejas y así tener éxito durante la jornada de pintura.

  1. Limpia las Tejas

Para poder hacer cualquier trabajo en las tejas necesitas que estén limpias. Este paso puedes cumplirlo utilizando alguna soplador de baja potencia que pueda ayudarte con el polvo. Si hay grasa, excremento de aves o incluso sustancias desconocidas sobre la teja, puedes aplicar disolvente para eliminar cualquier mancha indeseada.

  1. Reparar Desperfectos

Durante la fase de observación de seguro que pudiste chequear si alguna teja estaba rota o si había regiones del techo para reemplazar por completo. Todos estos detalles se consideran como desperfectos y debes repararlos. Para las tejas rotas en esquinas o similar, puedes utilizar masilla y darle la forma adecuada. Espera que sequen y luego vuelve a fijar la teja.

También es válido cambiar varias regiones de tejas en el techo. Esto te garantizara que tendrás una mejor protección y que, desde una vista aérea, tus tejas se verán perfectas.

  1. Reúne tus Instrumentos

La pintura para techo puede aplicarse utilizando un rodillo o brocha. El primero te permite una mayor movilidad junto con una jornada de trabajo mucho más corta ya que abarcas más espacio rápidamente La única desventaja del rodillo es que la pintura puede acumularse entre los espacios de las tejas. Esto eliminará los patrones creados en las tejas y entorpecerá la estética.

Por su parte, la brocha si te permite conservar la cantidad de detalles que existan pero te llevará mucho más tiempo pintar el techo. No te recomendamos por completo el uso de una pistola debido a que la pintura es espesa y requerirá que la diluyas antes.

  1. Comienza a Pintar

Ya puedes pintar tus tejas. Comienza por uno de los extremos de forma que puedas siempre apoyarte en una buena base. Puedes pintar en sentido horizontal y siempre respetando el tiempo de secado de cada capa.

Más
artículos

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?