Cómo pintar rejas oxidadas ¡Olvídate del óxido!
Cómo pintar rejas oxidadas ¡Olvídate del óxido!

Las rejas de una propiedad son uno de los mayores adornos que puedes encontrar. Son bastante estilizadas y le dan ese toque sensacional y elegante a todo el lugar. Por sí solas, dan seguridad y protección a todo lo que está dentro de ellas y también marcan el inicio de la decoración de toda la casa o edificio.

Las rejas son un elemento muy importante para las casas y puede que con el tiempo se vayan oxidando. Su apariencia exterior es un factor importante ya que su estado indica que tan preocupados están sus dueños por la propiedad. Hoy te enseñaremos como darle una segunda vida a las rejas oxidadas gracias a la pintura ¡Anímate a conocer cómo!

Elimina el Óxido

Lo primero que se debe hacer es eliminar el óxido de las rejas. Para eso, debes realizar una serie de pasos que te ayudarán a darle un mejor aspecto y a crear una mejor superficie sobre la que la pintura pueda adherirse.

Para eliminar el óxido puedes utilizar una lija sobre la superficie oxidada y así comenzar a eliminar los sobrantes de pintura que se hayan mezclado con el óxido creado. Aplica la fuerza suficiente y verás cómo poco a poco se va recuperando el tono mate y clásico de todo el tubo metálico. Conforme vayas lijando la superficie, recuerda ir removiendo y limpiando el polvo que se crea.

Luego, debes aplicar un antioxidante químico sobre la reja de metal. El trabajo de este producto es terminar de remover cualquier esto de óxido que haya quedado e incluso proteger a la reja de que vuelva a contraerlo en un futuro. El antioxidante químico puede removerse fácilmente utilizando agua y jabón y luego solo debes dejar que se seque y haga su efecto sobre el material.

Al finalizar esta fase, deberás tener una reja mucho más limpia y una superficie preparada y lista para ser pintada de la forma que más te guste.

¿Qué pintura se utiliza para Pintar una Reja?

Las rejas deben pintare con un tipo de pintura especial que tiene sus propias peculiaridades. La mejor opción que tienes para ti en esta ocasión es utilizar una pintura anticorrosiva y que posea selladores. Estas dos características son importantísimas ya que ayudaran a prevenir la formación de nuevo oxido sobre las rejas.

Si luego de aplicar la pintura anticorrosiva deseas darle un acabado diferente, puedes intentar aplicando un esmalte sintético. De este tipo hay una gran variedad de colores y la gran ventaja que te da es que te facilita la limpieza posterior ya que solo debes pasar un trapo húmedo o con alcohol que ayude a retirar un poco todo o que este sobre la reja,

Pasos para Pintar una Reja

  • Preparando la superficie

Ya que la reja se encuentra libre de óxido  puedes empezar a aplicar los pasos para pintarla. El primero de ellos es que debes limpiar la superficie de las rejas. Retira cualquier rastro de polvo que haya quedado después de la eliminación de óxido y asegúrate de que no se haya adherido ninguna otra sustancia a la reja.

Ahora debes preparar el espacio donde vas a aplicar la pintura. Es momento de que cubras los objetos que se encuentren cerca de las rejas para que evites que se manchen con pintura. Cubre el suelo con papel periódico y también la pared que este cerca de las rejas. Las repisas, cerraduras e incluso tomas de corriente que puedan estar cerca deben ser cubiertas con cinta de carrocero para evitar las manchas.

  • Fase de Imprimación

Las rejas deben prepararse para que puedan absorber de forma correcta toda la pintura. Para eso debes aplicar un imprimante anticorrosivo como ya te mencionamos anteriormente. Fíjate en que la imprimación contenga cromato de zinc u óxido de hierro al metal ya que así será más alta la calidad del producto.

Luego de aplicar el imprimador, deja que se seque correctamente ya que así es la única forma de que puedas crear una superficie lo suficientemente adherente para la pintura a largo plazo. Intenta aplicar la imprimación con una brocha y no con una pistola.  Esto es debido a que en aerosol es difícil que se penetren todos los poros de la reja.

Si quieres un poco más de adherencia en la superficie, entonces aplica un barniz anticorrosivo sobre la capa de imprimación.

  • ¡Momento de Pintar!

Basta de preparación de la superficie. Ahora es momento de pintar y darle rienda suelta a todos los colores que has pensado colocar en la reja. Si eres arriesgado puedes hacer una combinación entre dos o más colores. Si quieres un clásico duradero, entonces opta por colores neutros y atemporales. La mejor parte de esto es que puedes elegir una forma genial de decorar tus rejas que antes estaban oxidadas ¡Dales una nueva vida!

Para pintar las rejas solo es necesario elegir con que instrumento deseas hacerlo. Puedes elegir una brocha o una pistola de pintura y ambas te darán el acabado que tanto deseas. Una recomendación es que mejor elijas las brochas. El motivo es que te dan mejor acceso a todo los lugares de las rejas y puedes llegar a esos pequeños rincones que una pistola quizás no.

De esta forma, cuando ya hayas decidido que herramienta utilizar, entonces solo debes aplicar el color de pintura que deseas. La primera capa debe aplicarse rápidamente, en un solo sentido y debe ser delgada. Evita aplicar una capa muy gruesa ya que hará mucho más difícil que se seque y retrasara todo el proceso.

Dale al menos unas 3 horas para que la primera capa se seque y luego puedes proceder a aplicar la segunda capa. Debe ser igual de delgada que la primera y también debes dejar que se seque. Evita tocar las rejas o cualquier contacto de otros objetos con ellas ya que eso puede arruinar el acabado de la pintura. Normalmente, en un día ya todas las rejas deberían estar pintadas y secas.

Te recomendamos iniciar desde temprano para que puedas lograrlo.

Más
artículos

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?