Dale una Según Vida a tus Tiradores de Metal con Pintura
Dale una Según Vida a tus Tiradores de Metal con Pintura

Cada elemento cuenta con accesorios personalizados. Cada uno es increíblemente genial y le da un toqué único a todo el objeto. Hoy nos centraremos en los tiradores de metal y cómo puedes darles una segunda vida mejorada cuando los pintas.

Los tiradores que están hechos de metal suele ser de gran resistencia y por eso casi que son eternos. Adornan perfectamente las puertas, ventanas e incluso las gavetas. Todo con su curiosa forma y el relieve que se le graba en toda su superficie. Para pintarlos solo vs a necesitar seguir los siguientes consejos ¿Te animas?

Tipos de Pinturas para Tiradores de Metal

En el mundo de los tiradores puedes llegar a encontrar muchos tipos. Primero, están aquellas completamente redondas de tipo giratorio y luego están aquellas de placa y roseta. En cada casa puedes llegar a encontrar un tipo de tirador de metal diferente y a todos los puedes pintar. Así como hay muchos tipos de manillas, también hay tipos de pintura para utilizar sobre ellas.

  • Pinturas para Metal: Este tipo de pinturas son un esmalte antioxidante que ayuda a que el metal perdure en el tiempo sin mayores contratiempos. La pintura de este tipo posee dos componentes por lo que hacen que la imprimación previa no sea necesaria. Es de poderosas adherencia y anclaje y le dan una gran protección a todo el tirador de metal.
  • Sprays para Metal: Este tipo de pinturas son geniales cuando se trata de conseguir un acabado más prolijo y rápido. La mejor parte es que puedes aplicarlos a 20 cm del tirador de metal para evitar tener algún contacto con la pintura y así mancharte la ropa. Es de fácil secado y te permite usar la manilla antes que las otros tipos de pintura.

Pasos para Pintar un Tirador de Metal

La ventaja de los tiradores de metal es que puedes retirarlos fácilmente del objeto al que estén adheridos. Debido a eso, este será tu primer paso. Remueve de la puerta, ventana o gaveta, el tirador de metal y aprovecha de limpiar el mecanismo interno para que pueda funcionar mejor. Al remover el tirador, aplica un brillo limpiador y elimina cualquier resto de polvo, grasa o suciedad que esté a la vista. Para poder pintar los tiradores de metal necesitas que la superficie esté lo suficientemente limpia.

Al tener limpios los tiradores, procede a preparar el espacio en donde vas a trabajar. Lo más recomendable es que se haga en una mesa de trabajo que esté protegida con al menos papel periódico para así evitar cualquier manchón sobre el tope de la mesa. Cubre toda la superficie y busca una silla cómoda en la que puedas trabajar. Luego, toma el tirador y comienza a quitar los herrajes.

Para hacer esto solo se va a necesitas lijar un poco la superficie para que se creer una mejor capa de adherencia. Al lijar los tiradores también ayudas a eliminar las capas de óxido que el tiempo haya podido formar en todo el tirador. Al finalizar el lijado, limpia las manillas con un trapo de algodón para eliminar el polvillo o graso y luego ya será momento de poder pintar.

¡Manos a la Obra con la Pintura!

Como ya es momento de comenzar a pintar, lo primero que se debe hacer es buscar los materiales. Vas a necesitar:

  • Pintura para Hierro, del color que más te guste para pintar tu tirador.
  • Aceite de Trementina.
  • Pincel o brocha sintética.
  • Pistola de Pintura (Solo en caso de querer pintar en aerosol)

Al terminar de reunir todos los materiales, como ya se tienen los tiradores de metales limpios y preparados, solo es momento de aplicar la pintura. La primera capa debe ser delgada y aplicada con una brocha o pincel pequeño. La idea es que sirva como la primera capa de adherencia que luego ayude a las otras a que el color pueda fijarse mucho más.

Mientras se esté pintando el tirador de metal, asegúrate de girarlos para que se puedan pintar todos los espacios sin importar que tan pequeños sean. Los tiradores que tienen relieves deben pintarse con mucha atención ya que así se puede obtener un mejor acabado. Luego de aplicar la primera capa, entonces será momento de aplicar la segunda y así sucesivamente hasta que obtengas la intensidad del color que desees.

En el caso de pintar con spray o pistola de pintura, se siguen los mismo pasos pero recordando guardar una distancia de al menos 20 cm entre el spray/pistola y el tirador de metal.

En 24 horas ya la pintura debería de secar por completo. Al hacerlo, es tu decisión si quieres o no aplicarle algún barniz. Lo más recomendable es que le apliques un barniz para reforzar la durabilidad en el tiempo y que el acabado sea mucho mejor. Puedes elegir entre un barniz de acabado brillante o incluso un sellador de acabado mate.

Otro consejo es que apliques el barniz de secado rápido. Este te dará la ventaja de que deberás esperar poco tiempo para que se seque y así en menos de 24 horas ya podrás colocar el tirador de nuevo en su lugar.

Cuando vayas a colocar el tirador, hazlo sin miedo. Recuerda que has seguido muy bien todos los pasos y que la pintura y el sellador han secado bastante bien por lo que la pintura no se caerá por nada del mundo. Colócalo con las precauciones normales pero sin miedo de que la pintura se caiga ya que estamos seguros de que se ha fijado bastante bien.

Ventajas de Pintar los Tiradores de Metal

  • Buena resistencia: Al pintar nuevamente los tiradores les das una segunda vida y refuerzo a su superficie, Lo proteges de la humedad, los golpes y otras acciones nocivas.
  • Decoración Actualizada: Con la pintura puede hacer que tus tiradores de metal se encuentren acordes con las últimas tendencias en decoración.
  • Resistencia a Agentes Químicos: El esmalte antioxidante ayuda a que los productos de limpieza no desgasten la superficie del tirador y así puedas hacer el mantenimiento sin mayores problemas a lo largo de los años.

Más
artículos

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?