¿Cómo Pintar Sillas de Plástico?

Cada hogar tiene al menos una silla de plástico. Cada una de ellas puede encontrarse en la terraza, en el comedor, en el balcón o siendo parte de un escritorio improvisado en algún área de la casa. Normalmente, las sillas de plástico tienden a ser económicas y se han convertido en un genial elemento para decorar interiores.

A pesar de lo duraderas que son, las sillas de plástico requieren de un mantenimiento y cuidado constante para que puedas sacarle el máximo provecho. Su color puede ir apagándose con el paso del tiempo, al igual que algunas zonas pueden ir adquiriendo texturas indeseadas. La acción del sol puede ser corrosiva sobre el plástico e incluso estar a la intemperie durante mucho tiempo.

Lo que más tiende a dañarse suele ser su imagen física. Los componentes del plástico se mantendrán intactos pero el color de la superficie puede ir desgastándose de forma que requiera una renovación. El daño más grande es el visual ya que las condiciones de uso y el clima hacen que pierda su encanto.

Cambiar el aspecto de una silla comienza por su color y acabado. Puedes darle un giro de 180° a una silla si te lo propones y cambias sus tonos neutros por unos mucho más vibrantes. Personalizar y darle una nueva vida a una silla de plástico hace que la vuelvas parte de cualquier estilo que haya en cualquier habitación.

Pasos para Pintar una Silla de Plástico

1. Revisa el estado de la silla

El primer paso es chequear como se encuentra la silla. Obsérvala muy bien y fíjate en detalles como desniveles o abultamientos que se hayan podido crean en su superficie. También puedes revisar si hay alguna zona que haya adquirido algún tipo de textura que no sea similar al que tenía cuando compraste la silla. Es necesario que aquí determines si la silla sigue teniendo vida útil para que la renovación de pintura pueda valer la pena.

2. Limpia la Silla de Plástico

Es importante que limpies luego de revisar la silla y decidir que seguirás adelante con la renovación. El proceso de renovación solo va a funcionar si trabajas junto con una silla que esté limpia. Intenta retirar la mayor cantidad de polvo posible y cualquier otra sustancia que pueda estar en la silla de plástico.

Si estás reparando una silla que ha estado guardada durante mucho tiempo debes fijarte si no tiene telarañas o cualquier otro elemento fabricado por insectos. Las telarañas suelen solidificarse sobre los objetos luego de cierto tiempo al igual que puede ser difícil retirar alguna sustancia que se haya derramado sobre la silla.

Para el polvo, utiliza un paño mojado y también puedes utilizar líquido limpia plásticos. Para retirar las sustancias fijadas o las telarañas solidificas puedes utilizar alguna elemento de mayor dureza o incluso una espátula que te permita retirar todo.

3. Lijar la Silla

Sí, justo como con la madera. Cuando vas a pintar de nuevo una silla de plástico debes lijar la superficie antes de que comiences a pintar. Debes comenzar pasando una lija de grano fino de forma manual por toda superficie de la silla de plástico. Te recomendamos hacer énfasis en aquellas zonas las cuales tengan algún desperfecto o se hayan deteriorado con el tiempo.

Utiliza guantes que te ayuden a proteger tu piel mientras estás lijando. La protección de tu persona es bastante importante. Ahora bien, la razón por la que se recomienda lijar la silla de plástico, antes de que la pintes, es debido a que la lija ayuda a crear mejor superficie de adherencia en el plástico cuando vayas a aplicar la pintura.

Cuando termines de lijar, retira la suciedad y el polvo que se genere durante la jornada. Seguramente veras polvillo sobre la silla producto de la lijada de la silla. Puedes retirar los restos utilizando un trapo de algodón humedecido con alcohol o algún producto especial para retirar polvillo.

4. Elegir la Pintura

Es momento de pintar la silla porque ya ha cumplido con toda la preparación previa. Para hacerlo vas a requerir un tipo de pintura especial para sillas de plástico cuyas propiedades te permitan cambiar el estilo de la silla en poco tiempo. Cada tipo de pintura tiene un proceso diferente de aplique al igual que goza de diferentes propiedades.

La pintura para mobiliarios de plástico trata de un esmalte especial para este material. Viene con imprimación incluida por lo que no tienes que hacer este paso, puedes saltártelo. Puedes aplicar la primera mano de pintura y en seis horas ya habrá secado por completo con una perfecta adherencia

Otra opción de pintura puedes ser el esmalte de exterior. Esta pintura sirve para cualquier superficie y es bastante efectiva venciendo los efectos del tiempo y el clima. Para aplicarlo, primero debes hacer una imprimación y dejarla secar, luego es que puedes aplicar un par de manos de esmalte de exteriores.

Otra recomendación que te damos es la pintura en spray. Es rápida de usar y también alcanza zonas que con una brocha se vuelve un poco difícil.

5. Cinta de Pintor

Hay modelos de sillas que llevan las patas de un color diferente al que vas a renovar. Si este es tu caso, entonces utiliza cinta de pintor para proteger las patas y así evitar que se manchen con un color erróneo.

6. Aplicar la Pintura

Para pintar una silla de plástico solo debes elegir si deseas hacerlo con una brocha o con un spray. La brocha te da la ventaja de poder pintar con más detalle y atención al diseño que hayas elegido. Mientras que el spray es perfecto si deseas ahorrar tiempo y pintar rápidamente tu silla de plástico. Lo normal es aplicar una capa o dos. Todo va a depender de que tan intenso quieras que se vea el color en la silla de plástico.  

En caso de que desees utilizar un spray, debes aplicarlo con 20 centímetros de distancia con respecto a la silla de plástico que vas a pintar. Luego retira la cinta de pintor y ¡Listo! Habrás terminado de pintar tu silla de plástico.

Más
artículos

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?