¿Cómo Pintar Zapatillas?

Tu personalidad se encuentra en cada una de tus pertenencias. Cada elemento que eliges está enteramente relacionado con lo que te gusta hacer, decir y ver. Las zapatillas no son la excepción. A ellas las eliges con base a su función, lo que te gustaría hacer con ellas y cómo quieres verte cuando las uses y te tomen una foto.

Las zapatillas suelen acumularse y guardarse conforme se van deteriorando. Nadie quiere ser visto con unas zapatillas viejas que ya parece que han perdido todo su color. Pero ¿Qué pasaría si te dijera que puedes recuperar tus viejas zapatillas y darles una nueva vida? Esto es posible si pintas tus zapatillas.

Últimamente, se ha puesto muy de moda comenzar a pintar las zapatillas. Ya sea porque están desgastadas en su diseño y color original o solo porque quieres hacerle un diseño nuevo. Esta tendencia le da una nueva vida a todas las zapatillas y te permite renovar tu armario de zapatos de la forma que tú más deseas.

En el artículo de hoy te enseñaremos como puedes pintar tus zapatillas para que logres darle una nueva vida y mucha más personalidad.

1. Elige el Diseño

El primer paso de todos es elegir el diseño que quieres ponerle a tus zapatillas. Puedes revisar algunas páginas de internet como Pinterest, We Heart It e incluso imágenes de Google. Aquí encontrarás varias fuentes de inspiración que te darán ideas sobre diseños. Puedes pintar tus zapatillas con un diseño dividido entre los dos zapatos así, cuando juntes los pies, se podrá ver el diseño general.

Las ideas son infinitas al igual que la posibilidades de lo que puedes pintar. Cuando ya encuentres el diseño que deseas hacer, empieza a basarlo en una paleta de colores. Definir la paleta de colores hará que tengas una línea de diseño limpia y que se te haga mucho más fácil saber que colores de pintura debes conseguir ates de comenzar.

2. Consiguiendo los Materiales

Ahora que ya tienes definido tu diseño, es momento de conseguir los materiales. Este paso se basa en conseguir los colores de pintura que utilizarás, las brochas, pinceles, cinta adhesiva e incluso apiques que desees colocarles. Algunos de los materiales que vas a necesitar son periódicos para cubrir la zona donde trabajaras. Es importante que cubras la mesa y piso donde vas a trabajar para evitar que le caigan gotas de pintura durante la jornada.

También necesitarás un lápiz para dibujar el diseño que haz planeado antes. No importa el número de grafito ya que lo importantes es que pueda marcarse fácilmente sobre la tela. Junto con el lápiz necesitaras una hoja donde ir practicando el diseño o incluso una plantilla que puedas seguir. Otra herramienta bastante necesaria será un pincel para poder pintar el dibujo sobre las zapatillas.

Luego, deberás conseguir la pintura especial para tela que es la que adherirá mucho mejor a la superficie de la zapatillas. Ten un vaso de agua a la mano para poder lavar el pincel conforme vayas a cambiar de color. Suma a la lista papel absorbente o un trapo viejo que te permita secar el pincel y seguir pintando sin ningún problema.

3. Ensaya tu Diseño

Si estuviste mirando en internet o en alguna revista. Puede ser un poco complicado el hecho de pintar ese dibujo por primera vez sobre la zapatilla. Durante tu primer intento puedes cometer algún error que no se pueda quitar de la zapatilla y la verdad es que quieres que todo te salga perfecto.  Para evitar que esto suceda, practica el diseo al menos unas dos veces sobre una hoja aparte.

Puedes tomar tu lápiz y una simple hoja de color blanco y comenzar a hacer el diseño ahí. Así sabrás en que partes necesitarás prestar mucha más atención y cuales son más difíciles de hacer para ti. Cuando ya estés seguro de poder hacerlo, con mucha paciencia, puedes disponerte a trabajar sobre la zapatilla.

4. Limpia la Zapatillas

Este paso es probablemente uno de los más importantes. Las zapatillas sucias, deterioradas o guardadas deben lavarse antes de que comiences a pintarlas. Las zapatillas pueden acumular polvo o pueden tener algún poco de barro o alguna sustancia pegada sobre su superficie de tela. Por eso, debes revisarlas, lavarlas y retirar cualquier aplique viejo y desgastado o alguna sustancia que esté pegada a ellas que impida que puedas pintarlas.

Lávalas con agua y jabón y déjalas secar por completo. Luego, si comienza la verdadera aventura.

5. Protege las Zonas que no serán pintadas

Antes de comenzar a pintar, debes utilizar cinta aislante o forrar con celo las suelas y el interior de las zapatillas. La idea es proteger estas zonas de la pintura que puede llegar a caerles ya que aquí es más difícil quitar este material.

6. ¡A Pintar!

Puedes utilizar tanto un pincel como un aerógrafo. Lo importantes es que la pintura pueda utilizarse sobre la tela y que el acabado sea lo suficientemente duradero y resistencia. Comienza pintando las zonas más grandes que hayas delimitado. Luego puede sutilizar un pincel delgado para los detalles que te servirá para darle un acabado más prolijo a todo tu diseño.

La pintura a utilizar debe ser de buena calidad. El acrílico debe ser de alta cobertura ya que así podrás ahorrar pintura. Si la pintura no es de alta cobertura, lo más probable es que debas aplicar más de una mano para lograr que la intensidad exacta del color que quieres se fije en las zapatillas.

7. Afinando Detalles

Si ya ha terminado de pintar, espera que seque la pintura y retira la cinta que se ha colocado para proteger el zapato. Puede que aquí aparezcan algunas zonas nuevas que se han quedado sin pintar. No desesperes, solo debes tomar un pincel y colocar el color que corresponde. Repasa las zonas como orillas y esquinas para lograr que tus zapatillas queden lo más perfectas posibles.

8. Déjalas Secar

Al terminar de pintar las zapatillas deja que se sequen. Puedes aprovechar la brilla y el sol del día o incluso colocarlas en un área aireada de la casa. Por cierto, no te olvides de limpiar los materiales usados y cerrar bien el frasco de la pintura ¡Esperamos te hayan gustado tus zapatillas nuevas!

Más
artículos

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?