Guía definitiva para saber como pintar el techo
como pintar techos

El techo es un pequeño cielo interno en nuestro hogar y, en cada área, podemos tener un pedacito de cielo personalizado de acuerdo al ambiente de confort que decidamos tener.

Algunas veces te puede resultar complicado decidir el color que quieres aplicar, aunado a esto tu techo puede presentar cierto deterioro producto de la humedad o simple desgaste de la pintura, no te preocupes, aquí te daremos algunas recomendaciones para que tengas el techo que tanto deseas.

Lo primero que debes saber, es que el color de nuestro techo influye en las emociones y, por ende también en tu estado de ánimo, en este sentido, cada área requiere un tratamiento especial con una tonalidad del color adecuada a su uso.

Para habitaciones pequeñas, lo mejor es usar colores claros, estos tonos generan la sensación de una mayor amplitud del área y altura del techo, adicionalmente tienen la propiedad de reflejar mejor la luz generando un ambiente más claro y fresco.

Materiales y equipos para comenzar

Antes de comenzar debes tomar la previsión de tener a la mano los materiales y equipos mínimos que vas a necesitar, aquí te sugiero algunos de ellos.

  • Escalera
  • Rodillo con su tubo de extensión
  • Charola o bandeja
  • Pincel o brocha
  • Cinta adhesiva para pintor
  • Espátula
  • Plástico para cubrir el piso

Prepara toda la estancia antes de empezar

Lo primero que debes hacer es preparar el área de la habitación, si puedes o tienes apoyo de otras personas, te sugerimos retirar de la habitación todos los muebles y dejarla totalmente desocupada, eso te dará mayor libertad para moverte en ella.

También puedes retirar solo los muebles que sean fáciles de mover, tratando de dejar solo los que no puedas retirar de la  habitación, colócalos en el centro y cúbrelos con plástico para evitar salpicaduras de pintura.

Retira del techo todo la suciedad dejando la superficie libre de polvo. No olvides, cubrir adecuadamente con plástico toda la superficie del suelo, en su defecto puedes usar cartón, pero no uses  papel, ya que la pintura lo humedece y terminarías manchando el suelo. 

Proteger puertas y ventanas

Debes tener presente que aunque al pintar lo hagas con sumo cuidado, siempre existe la posibilidad de que salpiques algo de pintura, por eso es bueno que protejas las puestas y ventanas con plástico y cinta adhesiva, incluyendo los marcos, eso evitará que corras riesgos de mancharlas, especialmente si son de madera.

Iniciamos la preparación del techo

Ahora nos toca la preparación  de la superficie del techo, lo primero que debes de hacer es verificar el estado de conservación en que se encuentra, esto es de suma importancia, de esto depende en gran parte el tratamiento que debes aplicar antes de pintarlo.

Una vez limpio, se requiere comenzar a enmarcar con cinta adhesiva para pintor todos los bordes de las paredes que se unen al techo, para que te resulte más fácil su colocación, recorta trozos de hasta 50 centímetros de longitud.

Donde la superficie de la pared sea porosa o irregular debes presionar la cinta con el dedo o con una espátula de manera que elimines esas partes que no se pegaron bien a la pared y por donde pudiese filtrarse algo de pintura, de igual modo no debes estirar la cinta mientras la pegas en la pared se podría romper.

Existen diversas situaciones que te puedes encontrar, a la hora de pintar un techo, te vamos a indicar tres de las más comunes que puedes llegar a tener en tu hogar.

Techo en buen estado

Si tu techo se encuentra en buen estado de conservación, no presenta grietas ni filtraciones, en este caso solo debes de limpiar adecuadamente toda la superficie del techo antes de proceder a pintarlo.

Techo con humedad y grietas

Esta situación es más complicada, pero no te preocupes, ya en el mercado existen muchos productos para resolver este tipo de problemas, lo primero que tienes que hacer es limpiar toda la superficie, utiliza espátula y cepillo para retirar la pintura abombada.

Limpia adecuadamente la parte afectada, puedes usar una solución jabonosa o agua con cloro, deja secar suficientemente. A continuación, puedes aplicar un sellador antihumedad, mézclalo según las indicaciones del fabricante, lo puedes aplicar con pincel o rodillo dependiendo del tamaño del área a proteger.

Techo nuevo sin pintar

En este tipo de techos debes aplicar inicialmente sobre toda la superficie un sellador vinílico transparente para protegerla de la humedad, mejorar la adherencia de la pintura y ahorrar pintura, ya que sella los poros de la superficie evitando una mayor absorción, lo que equivale a un ahorro significativo y mejor uniformidad en la superficie pintada.

Listo, vamos a pintar nuestro techo

Una vez que hayas seleccionado el color de tu preferencia, recuerda que debes remover la pintura adecuadamente antes empezar a usarla, ya que puede estar concentrada en el fondo del envase, aplica movimientos circulares desde el fondo hasta conseguir homogeneidad en su color y textura.

Añade la cantidad de agua necesaria de acuerdo a las indicaciones del fabricante, considera el área que vas a pintar, mezcla solo la cantidad de pintura necesaria. Para iniciar, lo ideal es pintar todos los bordes del techo con una franja  de unos 20 centímetros de ancho. 

Previamente humedece el rodillo con agua y sécalo un poco, ruédalo sobre la bandeja  hasta que quede impregnado con pintura, luego deslízalo sobre la superficie alta de la bandeja que no tiene pintura para retirar el exceso y evitar un goteo al levantar el rodillo hasta el techo.

Procura comenzar a pintar en una esquina cerca de una ventana, para que la luz te ayude a apreciar mejor el trazado de tu rodillo.

Desliza el rodillo en línea recta sobre la superficie del techo sin presionarlo demasiado para evitar goteos. El rodillo debe quedar siempre frente a ti y no sobre tu cabeza, repite la operación hasta cubrir toda la superficie. Espera que la pintura seque antes se aplicar la segunda mano.

La segunda mano la debes aplicar deslizando el rodillo perpendicularmente al primer trazado, procura mantener una presión constante del rodillo sobre el techo para garantizar uniformidad. Ya para finalizar, tienes que retirar con cuidado la cinta adhesiva de la pared para no desprender la pintura.

Más
artículos

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?