AHORA DISFRUTA DE TUS ENVÍOS GRATIS EN TODA LA TIENDA
ESTE VERANO DISFRUTA DE TUS ENVÍOS GRATIS

¿Cómo pintar una caja de madera?

como pintar una caja con efecto madera

Las cajas de madera son perfectas para guardar recuerdos, joyas o cualquier otro artículo pequeño que quieras mantener a salvo, pero muchas de las que encuentras en las tiendas de manualidades están sin pintar como a ti te gustaría. Si deseas personalizar una caja de madera, hay muchos métodos que puedes probar para adaptarla a tu estilo. Si deseas una solución simple, intenta pintar la caja de un color diferente para que se destaque y oculte la veta natural de la madera. Hoy vamos a ver el paso a paso de cómo deberíamos pintar un cajita de madera. Esperamos que te guste.

1. Quita las bisagras y el broche si no quieres pintarlas.

Usa un destornillador que sea lo suficientemente pequeño para encajar en los tornillos que sujetan las piezas de metal en su lugar. Gira los tornillos en sentido antihorario hasta que estén sueltos y sácalos de la caja. Coloca los tornillos en un plato pequeño para que no los pierdas mientras trabajas.

  • No tienes que quitar las bisagras y el cierre de la caja si quieres pintarlos del mismo color que la madera.
  • Si tu caja no tiene bisagras ni cierres, puede omitir este paso.

2. Alisa la superficie de la caja con papel de lija.

Dobla un trozo de papel de lija de grano 180 o 220 por la mitad para que sea más fácil sujetarlo y frotarlo sobre las superficies de la caja. Usa pequeños movimientos circulares a través de las superficies planas y aplica una presión firme para suavizar las áreas elevadas para que la pintura se adhiera a la madera más fácilmente. Sopla el aserrín de la superficie de la madera mientras trabajas para que puedas ver las áreas que ya alisaste.

  • Ten cuidado al trabajar alrededor de las esquinas o bordes, ya que podrías redondearlos y afectar el cierre de la caja.
  • Evita el uso de papel de lija de grano más bajo, ya que podría dejar rasguños o marcas en la superficie que se volverán más notorias después de pintar la caja.

3. Elije y mezcla el color de pintura que deseas usar para tu caja.

Opta por una pintura acrílica si quieres que la caja tenga un aspecto semibrillante. Si prefieres un acabado mate, selecciona una pintura apta para ello, en Julià pinturas te recomendaremos una encantados. Abre la pintura y revuélvela bien para asegurarte de que el color se esparce uniformemente. 

  • Puedes comprar pinturas acrílicas en Julià pinturas.
  • Evita el uso de pinturas al óleo ya que tardan mucho en secarse.

4. Aplica una capa fina de pintura en el exterior de la caja y déjela secar durante 15 a 20 minutos

Pon una fina capa de pintura en el extremo de un pincel de cerdas naturales o de espuma y extiéndelo uniformemente sobre la madera. Primero trabaja en las superficies exteriores de la caja, con trazos largos y rectos para que las líneas del pincel no sean tan visibles mientras trabajas. Después de pintar el exterior de la caja, déjala secar durante 15 a 20 minutos. 

  • No es necesario que apliques una imprimación en la caja antes de empezar a pintarla.

5. Pinta 1 o 2 capas más en la caja si deseas un color más sólido.

Pinta la siguiente capa de pintura en la dirección opuesta a la primera para ayudar a ocultar más las pinceladas. Asegúrate de que cada capa tenga el mismo grosor para que se seque de manera uniforme. Deja que cada capa de pintura se seque durante al menos 15 a 20 minutos antes de aplicar la siguiente.

  • Por ejemplo, si pintaste horizontalmente a lo largo de la caja para la primera capa, píntalos verticalmente en la segunda capa.
  • Las capas adicionales de pintura harán que el color se destaque más y garantizarán que la veta de la madera no se vea en la pieza final.

6. Cepilla la pintura en el interior de la caja si no quiere dejarla ahí.

Si quitaste las bisagras y el cierre, coloca la tapa boca abajo mientras trabajas. De lo contrario, deja la caja abierta sobre las bisagras. Pinta  alrededor de cada uno de los bordes y el interior de la caja con una fina capa de pintura acrílica o de de tiza. Deja que la capa se seque durante al menos 15 a 20 minutos antes de aplicar la siguiente capa. Usa 2 o 3 capas en total en el interior de la caja. 

  • No es necesario pintar el interior de la caja si no lo deseas.
  • Intenta usar un color de pintura diferente si deseas que el interior de la caja agregue un aire distinto. Por ejemplo, puedes pintar el exterior de la caja de blanco y el interior de un color dorado metálico.

7. Usa un marcador de pintura si deseas dibujar diseños intrincados.

Agita bien el marcador de pintura para que la pintura se esparza uniformemente por el interior. Retira la tapa del marcador y dibuja los diseños que desees. Puedes intentar escribir nombres, hacer letras o agregar líneas detalladas como decoración. Asegúrate de volver a poner la tapa en el marcador cuando termines de usarlo para que no se seque.

  • Puedes comprar marcadores de pintura en cualquiera de nuestras tres tiendas.
  • Experimenta usando los marcadores de pintura en un trozo de madera o papel antes de usarlos en tu caja para asegurarte de que sean del color que deseas.

8. Retoca los bordes de la caja con papel de lija si quieres un aspecto rústico.

Usa un pedazo de papel de lija de grano 180 o 220 y aplica una ligera presión alrededor de los bordes afilados de la caja para levantar la pintura. Presiona un poco más fuerte si deseas quitar más pintura y exponer parte de la madera natural debajo de ella. Trata de enfocarte en áreas que naturalmente se deteriorarían con el tiempo, como alrededor de las bisagras o el broche.

  • No tienes que desgastar la madera si deseas que su caja pintada tenga un aspecto limpio y acabado.

9. Aplica 2 capas de barniz para proteger la superficie pintada.

Remueve el barniz lentamente para que no se formen burbujas antes de usarlo. Sumerge los extremos de un pincel de cerdas naturales en el barniz y úsalo en líneas largas y rectas a lo largo de las superficies de la caja. Arrastra la punta del pincel sobre las áreas que has pasado para ayudar a suavizarlo. Deja que el barniz se seque durante aproximadamente 4 horas hasta que deje de estar pegajoso. Luego aplica una segunda capa. 

  • Si hay golpes o superficies irregulares, lija suavemente el barniz con papel de lija de grano 220.
  • Puedes elegir barniz brillante o mate dependiendo de cuánto quieras que brille la caja.
  • El barniz puede generar vapores nocivos, así que asegúrate de trabajar en un área bien ventilada para evitar cualquier irritación.

Más
artículos

comprar pintura en mallorca
Cupón de bienvenida

10% de descuento en tu primera compra.
Escribe esto, antes de hacer el pago:

Bienvenido

¿Necesitas ayuda?