¿Cómo Pintar un Garaje?
pintar un garaje

Los garajes representan un espacio lleno de muchos objetos que “puedes llegar a necesitar” y los autos de tu casa. Al principio, son un lugar agradable pero, con el paso del tiempo, se vuelven un poco desastrosos y poco a poco se va deteriorando su decoración. Si sientes que a tu garaje le hace falta una remodelación, entonces haz llegado al artículo correcto.

Pintar un garaje no es sencillo si quieres hacerlo tal como pintar una pared normal. Necesitas seguir algunas instrucciones y consejos que te daremos el día de hoy ¡Estamos seguros de que todos te facilitaran el trabajo! Varios factores influyen dentro de la pintura de un garaje y hoy te los mostramos todos ¡Iniciemos!

Pasos para Pintar tu Garaje con Éxito

Para pintar un garaje primero debes pensar en cómo quieres renovar el estilo de este espacio.  Actualmente, se recomienda decorar los garajes con un estilo completamente atemporal ya que así no tendrás que iniciar un nuevo proceso de decoración en un futuro pronto. Utiliza colores neutros como el blanco, el gris o incluso el negro para los cajones que pueden ensuciarse porque constantemente los estás tocando.

Otro estilo que funciona mucho es el moderno. Los garajes de este tipo son abiertos y con mobiliarios discreto pero con ángulos rectos al 100%. Predomina el color plateado y  también mecanismos eléctricos para hacer que las puertas funcionen en este lugar.

Ahora que ya elegiste el tipo de decoración que deseas para tu garaje es momento de iniciar con la Fase de Preparación.

1. Prepara el Espacio

Ya que vas a decorar el garaje, es necesario que limpies el espacio por completo. Retira los tomacorrientes, los objetos o mobiliario que estén ahí y llévalos a un lugar donde puedas reposar momentáneamente. Aquellos objetos que no puedan retirarse del lugar pueden ser cubiertos por una manta protectora o una tela vieja  que si pueda mancharse.

Coloca periódicos en el suelo para protegerlo y que no se manche cuando caigan gotas de pintura. Protege los enchufes y marcos de puertas y ventanas con cinta de pintor para que puedas conseguir una buena jornada de pintura sin comprometer ningún elemento del lugar. De hecho, cualquier objeto pequeño que no desees que se pinte puede ser cubierto con esta cinta de pintor.

2. Limpia las paredes y objetos que vayas a pintar

Es imposible que comiences a pintar algo que está sucio. Por eso, es necesario que limpies todas las superficies que van a recibir pintura. Las paredes pueden ser lavadas con agua y jabón y una esponja. Y la mayoría de todas las superficies también. Retira el polvo, la grasa y cualquier resto de suciedad que tengan los elementos del garaje que puedan evitar que se adhiera la pintura sobre ellos.

Las paredes tienen la particularidad de que deben ser reparadas (Y la verdad es que también cualquier otro objeto que vayas a pintar). Puedes aprovechar el momento para sellar grietas, costuras, nivelar la superficie e incluso eliminar agujeros. Te recomendamos utilizar masilla para reparar y que así obtengas una superficie uniforme y genial sobre la que sea cómoda trabajar.

Recomendaciones de Color para Pintar tu Garaje

Para pintar el garaje necesitas elegir una paleta de colores que te llene de vida pero que sea atemporal también. La elección de colores es un asunto personal pero aquí te dejaremos unos consejos que te ayudarán a definir mejor tu opción de colores. La paleta de colores de un garaje va a depender del uso que le des.

En el caso de los garajes que solo se utilizan para guardar vehículos, se recomiendan colores neutros y una buena iluminación. Pero si utilizas tu garaje para guardar más objetos y otro tipo de actividades, entonces puedes apostar por colores pasteles y combinarlos con estilos más vivos.  Los colores claros ayudan a contrarrestar la falta de luz en los garajes y hacen que el espacio se vea mucho más amplio.

Un color que se recomienda ampliamente es el blanco. Puedes usarlo en las paredes y crear contraste con los accesorios y adornos que vayas colocando. El color gris claro también es moderno y agradable y más si lo combinas con algunos toques de algún tono pastel.

Aplicando la Pintura en el Garaje

Ahora que ya preparaste el lugar y elegiste la pintura que vas a utilizar, puedes empezar a pintar. Para hacerlo, vas a necesitar una brocha, un rodillo y una bandeja de pintura profunda. El primer paso es colocar un remover un poco la pintura para que se eliminen los restos asentados. Luego, vierte un poco de pintura en la bandeja para mojar el rodillo y también deja un poco en el recipiente inicial para que ahí puedas mojar las brochas.

Debes comenzar a pintar el garaje por sus paredes. Primero, utiliza la brocha mediana para delimitar algunas zonas y luego cambia a la brocha pequeña cuando desees delimitar alguna esquina. Posterior a eso, toma el rodillo y colócale un mango extensor y empieza a pasar por la superficie en forma de “W” y así irás abarcando más espacio y evitarás marcas indeseadas. Recuerda aplicar presión sobre el rodillo para que la pintura absorbida pueda transferirse bien hacia la pared sin que queden zonas con más pintura que otras.

Comienza por la parte superior de la pared y luego rueda hasta el final. Ve moviéndote con el rodillo lo más cómodamente que puedas mientras creas la “W”. Debes estar atento para cuando el rodillo se esté quedando sin pintura para que puedas recargarlo.

Al terminar con las paredes puedes pasar con el suelo. Si también sientes que necesita una remodelación puedes optar por pintar el suelo al igual que las paredes. Para pintarlo, requerirá de una pintura especial para suelo de garaje que sea resistente, duradera y que se adapte a la porosidad de la superficie.

El suelo de un garaje requiere de imprimación previa para prepararlo para la pintura que aplicarás utilizando un rodillo especial de ferretería.

Pintar un garaje es bastante sencillo si sigues estos consejos ¿Ya estás listo para hacerlo?

Más
artículos

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?