Trucos para Pintar con Rodillo como un Experto 2021
cargar un rodillo

Pintar una pared parece súper fácil hasta que intentas hacerlo tú solo por primera vez… y con un rodillo. Al principio es emocionante pues crees que será como en las películas pero luego la tarea se torna un poco complicada. Pero no hay porqué desesperar, hoy aprenderás como lograr tu misión sin ningún problema.

Encontrar la forma más rápida y eficiente de pintar con un rodillo es complicado ya que algunas zonas quedan más claras que otras o se notan las marcas del rodillo. Un buen resultado final utilizando un rodillo se logra con práctica y conociendo algunos trucos secretos. Pintar una estancia es la forma más rápida de renovarla y hacerlo usando un rodillo es la mejor opción.

Si ya haz intentado previamente pintar una pared usando un rodillo, puede que al “terminar” hayas visto que las marcas desiguales en la pared y algunas franjas con colores más intensas que otras. Muchos artículos te dirán que pintar una pared con rodillo es sencillo pero aquí te decimos la verdad: Pintar con rodillo es una experiencia retadora y será genial si sigues estos consejos ¡Comencemos!

Elige bien tus herramientas

Un rodillo debe ser de buena calidad para que pueda pintar bien. De lo contrario, verás cómo irá perdiendo hilos en la pared y la pintura y no absorberá bien el color. Los rodillos económicos no suelen absorber bien la pintura y requieren de muchas más capas que lo usual. Las marcas en la pared se crean más fácilmente con un rodillo de mala calidad.

Una buena opción para ti es intentarlo utilizando un rodillo que esté hecho en materiales como lana y poliéster. Un rodillo de este tipo de materiales suele dar un buen acabado en especial si le haces el mantenimiento adecuado después de cada jornada. Un buen mantenimiento es la clave para que te dure un buen tiempo el rodillo y que funcione igual que bien sin importar los años.

La desventaja de los rodillos de lana es que sueltan unos pocos pelillos las primeras veces de uso. Para ahorrarte este paso, utiliza cinta adhesiva para ayudar a retirar los pelillos que ya está sueltos. Pega y retira la cinta adhesiva varias veces hasta que ya no haya más pelillos.

También puedes elegir una alternativa diferente como el rodillo con recubrimiento de Teflón. Los hilos están hechos de fibra y así el rodillo puede absorber mejor la pintura. Este material y gran capacidad de absorción te permiten reducir el tiempo que se gastará pintando. Otras de las herramientas que puedes llegar a necesitar son un mango telescópico y una cubeta con rendija donde verter la pintura y mojar el rodillo.

Aprendiendo a Cargar el Rodillo

Cargar = hacer que el rodillo absorba la pintura.

Para lograr que esto suceda, lo único que tienes que hacer es NO sumergirlo dentro de la cubeta. Puede que te suene un poco contradictorio pero es parte de los pasos que debes seguir.  Lo primero es introducir el rodillo en la pintura pero solo hasta la mitad. Después gíralo sobre la rejilla para que pueda introducir la otra mitad. Esto es para que ambos lados tengan su propio tiempo de absorber bien la pintura.

Por último, retira el exceso de pintura rodando el rodillo suavemente en contra de la rejilla. Esto hará que el rodillo absorba de buena forma el color y pueda dar la misma intensidad en todas las zonas de la pared.

¡Momento de Pintar!

La técnica más utilizada para pintar con rodillo es la “W”. Esta técnica es eficiente, rápida y sencilla de aplicar. Aquí te enseñamos como puedes hacerla:

  1. Pasa la brocha por las zonas cercanas al techo, las esquinas puertas y ventanas. Estas zonas se limitan utilizando una brocha debido a que es se obtiene una precisión mayor en los detalles como orillas, límites entre marcos de puertas y ventanas…
  2. Carga el rodillo y colócalo sobre la esquina inferior de la pared, aplica presión, y súbelo hasta el techo pero en una ligera inclinación hacia la derecha o izquierda (tú eliges). Así comenzarás a hacer la raya lateral de la “W”. Cuando ya llegues al extremo superior de la pared, desliza el rodillo en línea recta hacia abajo y sigue repitiendo este patrón.
  3. Asegúrate de tener suficiente pintura cargada en el rodillo. Conforme vayas subiendo y bajando para pintar con el rodillo, lo más probable es que se vaya acabando la pintura. Debes estar atento y recargar cuando sea necesario para evitar que se noten marcas.
  4. Punto de Control. Si de alguna forma igual siguen quedando marcas indeseadas en la pared: No te preocupes. Aquí se resuelven. Para eliminar estas marcas, solo debes volver a pasar el rodillo sobre la pintura aún fresca. Sigue el mismo patrón de “W” y aplica más presión sobre la pared para que se pueda imprimir la pintura sobre la misma.

¿Por qué pintar sobre mojado?

Uno de los pasos mencionados anteriormente consiste en pintar sobre la capa de pintura que todavía está húmeda. La razón de esto es que así es más fácil eliminar las desigualdades de intensidad en la mano que se ha aplicado y podrás crear más uniformidad en la superficie.  Para pintar con rodillo necesitas rapidez y seguridad en cada trazo.

Recomendaciones Finales para Pintar con Rodillo

Ahora que ya tienes los pasos más necesarios para pintar con rodillo, es momento de que conozcas aquellos consejos que te asegurarán el éxito. No basta solo con saber las técnicas básicas, sino también aplicar algunas redes de seguridad.

  • Protege el piso sobre el cual vas a pintar con rodillo.
  • Aplica siempre una ligera presión en el rodillo para poder aprovechar al máximo la pintura.
  • En la cubeta solo debes colocar la cantidad necesaria para aplicar una sola mano de pintura. Eventualmente podrás ir echando más.
  • El refuerzo de la capa que ha aplicado NO puede esperar. Recuerda que es importante hacer la capa de refuerzo sobre la pintura todavía mojada.

Más
artículos

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?