AHORA DISFRUTA DE TUS ENVÍOS GRATIS EN TODA LA TIENDA
ESTE VERANO DISFRUTA DE TUS ENVÍOS GRATIS

¿Cómo pintar un salon pequeño?

como pintar un salon pequeño

El espacio es una de las características que hacen que una habitación pueda sentirse mucho más fresca y amplia, lo que ayuda a que visualmente a que una estancia luzca incluso más luminosa.

Y es que, así como en obras de arte de distinto índole se experimenta con la perspectiva al jugar con sombras y luces, se puede llegar a obtener el mismo efecto visual para redimensionar una estancia pequeña a una más espaciosa.

Las características de una estancia más extensa se pueden obtener con simples trucos que ampliarán tu salón y permitirán que todo luzca mejor distribuido y organizado, por ello en este apartado te mostraremos las distintas maneras de expandir una habitación con técnicas de colores y perspectivas.

Expande con los tonos azulados

Los tonos fríos son un complemento ideal cuando se trata de aportar una buena iluminación a una habitación, y es que es esta clase de colores dan la ilusión de una estancia mucho más extensa y espaciosa.

Los colores claros como el azul bebé, el celeste, verde agua, azul maya, etc. son buenos ejemplos de colores que se encargan de alejar las paredes entre sí, y por ello te recomendamos usarlos en totalidad para que el efecto pueda ser notorio.

Otra de las grandes ventajas de los tonos fríos en salones, es que son perfectamente adecuados para transmitir cierta paz, tranquilidad y serenidad, por lo que, si la zona es para relajarse y hablar, esos colores son los indicados.

Gracias a la gran variedad de tonos azulados, es posible jugar con ellos en distintas zonas del salón, como por ejemplo en la decoración de sillones, alfombras, mesas, y demás. Lo que conlleva a que la habitación pueda personalizarse un poco más.

También es importante mencionar que, si no te gusta mucho el uso de colores y prefieres los tonos más neutros, el utilizar un blanco con una tonalidad fría puede ser de mucha ayuda, pues no llega a ser un color azulado, pero llega a aplicar el mismo efecto.

Perspectivas en degrades

Para crear aquella ilusión de un espacio más abierto y amplio que han utilizado muchos profesionales, es el uso de degrades de la manera correcta, y se hace dejando el color complementario más oscuro en la zona inferior y el más claro en la sección superior para permitir que a medida que se aleja de la habitación ésta pueda mantener unas grandes proporciones.

Una técnica muy original es el uso del color blanco de fondo y un rodillo normal y otro con textura, para ello se aplica en la zona inferior el rectángulo de color con el rodillo tradicional, y antes de secarse recargar el rodillo con la textura e ir expandiendo el color hacia arriba, al superar cierto punto de altura ya no se recarga y se trabaja con la pintura que le queda, este efecto es muy moderno y además de ser estético, ampliará el salón.

Contrastes de tonos claros y oscuros

Se sabe que los colores claros son perfectos aliados para agrandar una estancia, pues aportan luminosidad y pulcritud, sin embargo, si en tu caso te inclinas por los colores oscuros y te preocupa que estos lleguen a encoger las proporciones del salón, déjame decirte que este efecto que “disminuye” el espacio solo ocurre en habitaciones sin buena iluminación, por lo que si cuentas con ventanales que brinden luz natural durante la mayor parte del día, esto no ocurrirá.

Ahora, si no dispones de grades entradas de luz natural, puedes optar por aplicarlo por partes, como destinar una única pared de las tres al color oscuro, e incluso hacer partes iguales con dos oscuras y dos claras, pues estos contrastes son principios con los que se juega mucho en el mundo de la decoración de interiores, y puedes aplicarlo tú también.

A rayas

Las líneas son una de las figuras más poderosas a la hora de moldear un sitio, pues la dirección de estas puede influir en que una estancia luzca mucho más alargada o ancha, por lo que nuestra recomendación es que las utilices dependiendo de lo que necesite tu salón.

Las rayas verticales crean la ilusión de una habitación más larga, esto lo que hace es que visualmente agranda la distancia entre el suelo y el techo, por lo que, si tu salón cuenta con poca altura, puedes optar por las líneas en dirección vertical.

En cambio, las rayas en dirección horizontal hacen que un espacio luzca mucho más ancho, por lo que si dispones de poca extensión y deseas hacer ver el salón mucho más amplio, las líneas horizontales aplican en tu caso.

Más
artículos

comprar pintura en mallorca
Cupón de bienvenida

10% de descuento en tu primera compra.
Escribe esto, antes de hacer el pago:

Bienvenido

¿Necesitas ayuda?