Pasos Sencillos para Aprender a Pintar Rejas
como pintar rejas

Cada casa tiene algún set de rejas. Por sí solas, son elementos importantes que ayudan a proteger espacios y a darles un toque estético diferente. Son agradables, bonitas y de mantenimiento ocasional.

Las rejas para puertas y ventanas son una pieza fundamental en los hogares que significa protección y decoración inteligente. Las rejas están fabricadas en hierro y tienden a ser resistentes en cuanto al tiempo pero no en cuanto al clima. Por eso, hoy te enseñaremos a pintar tus rejas y darles una nueva vida.

¿Cómo comenzar?

El efecto del tiempo y el clima ayuda a que las rejas pierdan el brillo y el acabado que se le haya dado vaya desmejorando cada vez más. El primer paso que se debe dar es observar las rejas de forma detenida. Tomate tu tiempo observando a profundidad cada detalle del metal y los efectos del óxido sobre él. Si los efectos son muy grandes, entonces es momento de pintar.

El segundo paso es limpiar las rejas. La limpieza de rejas de metal es bastante sencilla si sigues nuestras instrucciones. Para limpiar las rejas debes contar con un balde de agua, otro balde de agua + detergente, un cepillo y un paño.

Pasos a Seguir para Limpiar las Rejas

  1. Utiliza un trapo humedecido en el balde con agua y pásalo por la reja. Hazlo cuantas veces sea necesario hasta que logres eliminar la suciedad que está en la superficie.
  2. Ahora que ya quitaste la suciedad superficial debes intentar quitar la que está más arraigada en la reja. Para esto, utilizaras el cepillo de cerdas duras humedecido en agua y jabón. Frota el cepillo con fuerza sobre la suciedad para que desaparezca.
  3. Los restos de jabón que quede podrán ser quitados con un trapo humedecido en agua.
  4. Seca la reja con un trapo y el resto déjaselo al aire.

Un buen consejo, es retirar la pintura descamada o algún sucio que este en la reja. Hazlo utilizando  la espátula en caso de que el cepillo de cerdas no sea muy útil. Prueba utilizando eliminadores de óxido o pasivadores ya que así podrás hacer una mejor limpieza.

Por otra parte, también es necesario que se  lije el óxido utilizando un papel de lija o mejor una lijadora eléctrica. Así podrás eliminar a profundidad todo el óxido que este sobre la reja.  Enfócate en pasar la lija por la mayor parte de la superficie que puedas para que se cubran todas las zonas y no se interfiera el proceso de pintado.

Momento de pasar a la Pintura

Ahora que las rejas ya están limpias y libres de productos extraños y suciedad, es necesario pintarlas. Hay diferentes tipos de pintura y esmaltes que sirven para hierro y metales variados que pueden servirte. Cuando vayas a elegir tu pintura debes tomarte el tiempo para elegir el esmalte que aplicaras.

Elige un color que te guste pero que pueda ser de larga duración ya que la idea es que las rejas combinen con las paredes alrededor. Normalmente se utilizan colores neutros ya que son los más atemporales. El esmalte que debes comprar tiene que ser uno antioxidante para aplicarlo directamente a la capa oxido que acabas de limpiar.

La pintura antioxidante lo puedes comprar en tiendas especializadas para decoración del hogar e incluso de construcción y ferreterías. Los colores son variados pero siempre se recomienda comprar colores que sean lo más neutros posibles para que se mantenga la estética dentro del lugar.

Ahora si. Antes de aplicar la pintura especial para rejas debes aplicar un imprimador. La fase de imprimación consiste en preparar la superficie que se ve a pintar utilizando un imprimador que ayude a crear mejor adherencia en el área. Para las rejas de metal se utiliza un imprimador anticorrosivo el cual debe contener anticromato de zinc.

Utiliza una brocha mediana para aplicarlo o incluso con una pequeña será suficiente. Del imprimador siempre deben aplicarse varios mansos ya que así lo indican los fabricantes del producto. Planifícate para que puedas aplicar al menos dos capaz de imprimación y que aun te dé tiempo de pintar la reja en un mismo día. Te sugerimos comenzar en la mañana para que te rinda el día.

Luego de aplicar el imprimador debes dejarlo secar al aire. Al cabo de unas dos o tres horas ya podrás aplicar la pintura en ese olor tan bonito que has elegido con anterioridad.

¿Cómo aplicar la pintura?

Las pinturas para exterior si  o si deben aplicarse con pinceladas verticales sobre las rejas. Hacerlo con una brocha hace que queden las marcas de las gotas y que el acabado no sea tan prolijo como deseas. Por eso, te sugerimos aplicar las capas de pintura con un rodillo. Al hacerlo,  el mismo   rodillo absorberá las gotas que  están cayendo y podrás tener una reja lisa y sin marcas de gotas.

Normalmente, pintar las rejas solo se lleva una o dos capas de pintura. Si estás haciendo un cambio muy brusco de color, quizás tres dependiendo de la calidad de la pintura. Cuando ya terminas de aplicar todas las capas de pintura, ya solo debes dejar que la pintura se seque al aire. En unas tres o cuatro hora toda la superficie debería de estar completamente seca y solo tendrías que empezar a quitar los protectores que colocaste alrededor del lugar.

Cosas que no debes hacer al pintar rejas

Es muy fácil seguir instrucciones pero sabemos que mientras lo haces puede que surjan algunas preguntas que te hagan idear nuevas formas de pintar la reja. Pero puede que por falta de conocimientos cometas algún error y por eso aquí te puntualizamos los mayores “DON’Ts” cuando se va a pintar una reja.

  1. No apliques ninguna sustancia en la reja cuando hayan altas temperaturas. Procura trabajar a horas frescas del día.
  2. Asegúrate de realizar la jornada de pintura en un espacio ventilado.
  3. No pintes durante un día lluvioso o muy húmedo ya que así será más difícil que la pintura se seque.

Más
artículos

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?