¿Cómo Pintar una Nevera?
como pintar una nevera

La renovación de las cocinas es una tendencia que se está llevando a cabo. Hay un montón de nuevas ideas para modernizar tu cocina y darle ese estilo único que tanto deseas. Las cocinas están conformado por varios elementos y uno de los más importantes es la nevera.

Normalmente está ubicada cerca del mesón principal de la cocina y se encarga de almacenar alimentos que deben ser refrigerados. La nevera es uno de los electrodomésticos más importante ya que representó un paso gigante para la buena alimentación en los humanos gracias a que ayuda con la conservación de los mismos.

Aún así, sucede que no siempre la nevera combinará con toda decoración, en especial cuando deseas hacer un cambio radical de estilo en el espacio. Por eso, la mejor forma de renovarla es gracias a una buena capa de pintura ¿Sabes cómo hacerlo? Aquí te lo explicamos.

Pasos para Renovar con Pintura tu Nevera

 

  1. Elige la Pintura

Para poder iniciar este proyecto de pintura debes pensar sobre el color con el que vas a renovar tu pintura. Por eso, el primer paso será elegir cual pintura y color vas a trabajar en esta ocasión. Existen esmaltes específicos para acero inoxidable que te otorgan una mejor superficie de adherencia para el color con el que estés renovando la pintura. Hay incluso productos de dos componentes que te dividen la jornada de pintura en dos etapas.

Las pinturas de dos fases son un poco complejas de utilizar ya que requieren de una preparación previa de la mezcla que pueda combinar el color junto con el activador. Cumplir con este paso es vital si deseas un resultado final de alta calidad.  Aun así, hay algunos sprays para electrodomésticos que son más fáciles de usar y no requieren preparación previa.

Luego de que puedas ubicarte en el tipo de pintura que quieras adquirir, será momento de que elijas el color. Los electrodomésticos suelen estar pintados en colores neutros y estos son los que verás la mayoría de las veces. Las pinturas y aerosoles especiales vienen en colores blanco, plata, negro.

De igual forma, existen ocasiones en las que podrás encontrar algunos otros colores más llamativos que encajen con ese diseño retro, romántico o rústico que estés creando.

  1. Limpia la Nevera

Ya la fase creativa ha pasado y es momento de colocarse manos a la obra. El primer paso para lograr pintar con éxito una nevera es desconectarla de la energía eléctrica y luego limpiar la superficie. Aquí debes retirar cada uno de los imanes que puedan estar en el sitio o algún otro adorno que esté en la nevera. Luego, con un poco de agua, jabón y un paño puedes empezar a frotar la superficie. Debes concentrarte en eliminar marcas de grasa, creyones o alguna sustancia que se haya podido adherir a la nevera.

Limpia la nevera por todas sus caras aplicando desengrasante para que esté libre de grasa y la pintura se pueda adherir mucho mejor a la pintura. Finalmente, saca todo lo que pueda estar dentro de la nevera para que no se llene del olor de los químicos de la pintura.

  1. Lija la Nevera

Puede que suene un poco brusco pero es un consejo bastante sensato ya que la superficie original de la nevera es completamente lisa. Para lijar la nevera solo necesitarás un taco de lija suave que te dé la oportunidad de lijar de forma amable la superficie de la nevera. Hazlo por unos minutos hasta que sientas que se ha creado un poco de aspereza sobre la nevera y, por último, retira el polvillo.

  1. Cubrir las Superficies que no Serán Pintadas

Si la nevera cuenta con algunas asas, accesorios sobresalientes o está cerca de algo que no debería llenarse de pintura, entonces cubre esos objetos con cinta de pintor. Así no se llenarán de gotas de pintura que salpiquen o recibirán alguna pincelada por equivocación. La cinta de pintor es bastante resistente por lo que no debes preocuparte porque la pintura traspase la cinta protectora.

  1. Momento de Pintar la Nevera

Este paso va a variar dependiendo del tipo de pintura que hayas decidido aplicar. Si has comprado un spray entonces debes de mover la nevera hacia una zona abierta y ventilada para que puedas aplicar el spray. Evalúa que no haya mucho viento tampoco. A unos 20 cm de distancia de la nevera es que podrás aplicar eficientemente el spray para que se pueda cubrir toda la superficie.

Por otro lado, si haz decidido pintar la nevera utilizando una brocha o rodillo, entonces comienza por la parte inferior y dedícate a las partes más estrechas de la nevera: Borde superior, cajón inferior… Luego de que termines de delimitar los bordes, aplica la primera pasada del rodillo en forma vertical, de arriba hacia abajo.

Toda la primera capa debe de aplicarse en esta forma y luego esperar que seque. Para la segunda capa se aplicara la pintura en sentido contrario: lo harás de izquierda a derecha, en forma horizontal. Normalmente, las neveras están totalmente pintadas con solo dos capas de pintura y con un tiempo estimado de secado de unas 12 horas.

  1. Retira la Cinta de Pintor

Ya puedes quitar la cinta protectora que utilizaste antes para evitar que algunas zonas de la nevera y a su alrededor se llenaran de pintura. Ya ha cumplido su propósito y si deseas ver como quedo el resultado final, entonces es momento de que te deshagas de ellas. Trata de retirarlas cuando ya toda la pintura se encuentre seca y que puedas apoyarte sin problemas sobre la superficie pintada para quitarla.

Últimos Consejos para Pintar tu Nevera

 

  • Hazlo en un lugar Ventilado: La pintura para neveras contiene químicos que no deben ser respirados en exceso por los humanos. Por eso, trata de pintar la nevera en un espacio abierto y que tenga buena ventilación.
  • Elige un Color Atemporal: Así podrás asegurarte de que tu nueva nevera tenga una larga vida útil dentro de tu decoración.

Más
artículos

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?