Soluciones para Cuartos Húmedos: Deja la Humedad en el Pasado

La humedad puede llegar a convertirse en una verdadera pesadilla. Cuando se instala en la casa es realmente molesta y elimina por completo la estética e higiene de una habitación. Los cuartos que adquieren humedad suelen ser espacios incómodos y estropean objetos que puedan estar cerca. La humedad en un cuarto, incluso, afecta la salud de quienes viven ahí.

Pero en el ojo del huracán siempre está la calma. Hoy te enseñaremos como puedes solucionar la humedad que hay en una habitación de forma que puedas continuar con tu proceso de decoración sin ningún tipo de problema.

¿Por qué sucede la humedad?

Un cuarto que tiene marcas de humedad se ve realmente mal. El olor que se produce es desagradable y las paredes se ven feas. Para tu suerte, puedes solucionar la humedad. Pero para hacerlo, primero debe conocer por qué sucede.

La humedad puede suceder por diversas razones. Una de ellas es debido a las fugas de agua en las tuberías de la casa. Puede que haya algún bote y la acumulación de agua se ha ido filtrando a través de los materiales de la pared. Otra razón es porque hay algún desagüe bloqueado y eso origina que se acumule el agua en la canaletas por lo que cuando se desborda, se dirige hacia las paredes.

La humedad se propaga rápidamente en las paredes si hay una filtración, en especial en el techo. Puede que cuando esto comience a suceder, ni siquiera te des cuenta sino hasta pasado bastante tiempo que ves las marcas en la pared o fachada en general.

Pero la humedad no solo puede venir del techo sino que también viene del piso. Hay ocasiones en las que la humedad sube por capilaridad a las paredes y ahí es cuando se comienzan a abultar las paredes y a caer la pintura.

Recapitulando, la humedad puede darse por filtración, condensación, y capilaridad. Pero si es posible repararlo y es momento de comenzar.

¿Cómo pintar una Pared con Humedad?

Lo primero que debes hacer para poder pintar una pared que tiene humedad es identificar el origen. Busca cuál es la causa de que el agua este atentando contra la estética y salud de tus espacios y repáralo a la brevedad posible. Intenta que la reparación sea a largo plazo para que no pierdas el trabajo de reparación.

Luego es momento de ventilar los espacios para que la reparación pueda asentarse y la humedad empieza a evaporarse. Una habitación que está bien ventilada evita la acumulación de moho, ácaros y otras bacterias que puedan estar en tu casa y comprometer tu salud.

Otro paso es el de impermeabilización. Este paso se hace de forma preventiva para evitar que en un futuro haya un problema de humedad debido a una filtración en el techo. Lo más recomendable es aplicar impermeabilizante para techo para que se pueda hacer un trabajo prolijo y que no corra el riesgo de que se dañe en un futuro. Recuerda hacer esto con al menos un mes de anticipación.

Para  finalizar, observa con detenimiento a la pared. Este es el momento de chequear si hay algún desperfecto en la pared. Puedes revisar si hay algún desnivel o algún detalle que haya que reparar. La idea de este paso es que puedas identificarlo y luego repararlo. Muchas veces los agujeros de la pared se pueden reparar utilizando masilla que se moldea y seca con la forma que tu desees.

Si cumples con todos estos pasos, entonces es momento de que empieces a pintar.

¡Momento de Pintar!

Ahora ya puedes aplicar la pintura. Los espacios que son propensos a desarrollar humedad deben ser decorados utilizando pintura especial para ambientes húmedos. Esta pintura está diseñada para resistir la humedad ambiental y también es  protectora contra las bacterias, el moho y cualquier otra amenaza contra tu salud que traiga la humedad. Estas pinturas son perfectas para los lugares que recién están reparados y en los que ya no quieres que regrese la humedad.

La ventaja de las pinturas para ambientes húmedos es que son bastante resistentes y son amigables con cualquier tipo de superficie. Puedes utilizarlas en superficies que normalmente son difíciles de pintar tales como el vidrio, la cerámica o incluso el cemento.

Para comenzar a aplicar la pintura, debes rodear los apliques de la pared utilizando cinta de carrocero o de pintor. Así podrás proteger objetos importantes como encendedores, marcos, entre otros… Luego, protege con plástico el suelo para evitar mancharlo. La pintura para ambientes húmedos puede aplicarse con una sencilla brocha alrededor de los elementos más detallados. La brocha te da facilidad de movimiento y así puedes pintar muy bien los detalles.

Cuando ya finalices de pintar con la brocha todos esos pequeños detalles, entonces es momento de pasar al rodillo. Esta herramienta puedes utilizarla en las partes más amplias de las paredes y así la pintura puede extenderse mejor. Además que vas a ahorrar tiempo dentro de la jornada e igual estarás haciendo un muy buen trabajo. El rodillo de lana junto con la pintura para ambientes húmedos tiene una gran capacidad de cobertura.

Hay quienes indican que se pueden pintar entre 5 a 7 metros cuadrados por litro con cada capa que se aplique. Normalmente, las paredes que se están librando de la humedad han estado tan dañadas que requieren de varias capas para poder obtener ese acabado que tanto deseas.

Consejos Finales

Estamos de acuerdo en que la humedad es uno de los más grandes problemas que un espacio puede enfrentar. Aun así puedes combatirla con soluciones caseras como el bicarbonato o el vinagre o aplicando reparaciones mucho más grandes como la de la filtración de agua que viene por el techo o el suelo. Todo va a depender de ti.

Una de las cosas más importantes es que puedas pintar la pared teniendo la entera seguridad de que haz reparado el daño y lo haz solucionado por completo. La pintura para ambientes húmedos te ayudará a decorar todo el espacio ¿Qué esperas para aplicarla?

Más
artículos

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?