AHORA DISFRUTA DE TUS ENVÍOS GRATIS EN TODA LA TIENDA
ESTE VERANO DISFRUTA DE TUS ENVÍOS GRATIS

¿Cómo pintar con aerosol el metal?

La pintura en aerosol proporciona un acabado suave y uniforme en las superficies metálicas y se seca rápidamente. Además, es económico y barato a la hora de comprarlo en una tienda como Juliá Pinturas. Aunque la pintura en aerosol es una excelente opción, debes tener mucho cuidado al usarla. Siempre asegúrate de protegerte usando una máscara y guantes y pintando en un área bien ventilada.

Preparación de la superficie metálica

Limpia la superficie del objeto metálico que quieres pintar.

 Quita el polvo u otras partículas con un trapo húmedo. Asegúrate de recorrer toda la superficie del metal. Luego, puedes dejar que el metal se seque al aire o pasarlo rápidamente con un paño. 

Elimina el óxido de la superficie metálica. 

Hay varias formas de eliminar el óxido. Si el óxido es abundante, puedes utilizar un químico para eliminar el óxido que viene en forma de gel o líquido. Si el óxido es manejable, puedes usar una lijadora. Para eliminar el óxido ligero, puedes usar papel de lija o una almohadilla más fina en la lijadora. 

*Asegúrate de quitar el óxido en el exterior y fuera del alcance de los niños.

 

Quita la pintura suelta. 

Es posible que el proceso de eliminación de óxido haya eliminado la pintura suelta, pero si no, puedes usar una espátula, un raspador o un cepillo de alambre para quitarla. Simplemente raspa la pintura hasta que se desprenda por completo. Asegúrate de usar guantes, gafas protectoras y una mascarilla mientras haces esto. 

*Es especialmente importante usar protección si se trata de pintura vieja que contiene plomo, ya que puede ser peligroso inhalarla.

Lija la superficie de metal.

La superficie del metal debe ser lisa para que la pintura en aerosol quede bien. Primero, usa un paño para limpiar cualquier residuo que pueda haberse acumulado durante el proceso de lijado. Luego, comienza a lijar la superficie con papel de lija de grano 120.Concéntrate en las protuberancias o crestas con este papel de lija. Luego, termina el trabajo con papel de lija de grano 200 para que toda la superficie sea uniforme y lisa. 

Preparando el metal

Elige el lugar perfecto

Selecciona una estancia que esté bien ventilada. Asegúrate de que el área no esté cerca de un automóvil ni de nada que pueda mancharse con pintura en aerosol. Un lugar ideal para pintar en aerosol es un lugar al aire libre y protegido del viento. 

*Evita días lluviosos. La humedad puede afectar la forma en que la pintura se seca y se adhiere. Elige lugares y momentos del día que sean menos húmedos.

Protege las superficies con trapos protectores y bolsas de basura.

Asegúrate de proteger la superficie sobre la que no quieres que se manche la pintura en aerosol. Coloca una tela protectora, cartón, trozos de madera o una bolsa de basura para atrapar cualquier partícula suelta que salga volando mientras pintas. Los muebles u otros artículos que estén a varios metros de distancia deberían estar bien.
*Puedes seguir adelante y preparar tu equipo de seguridad personal (gafas, máscara, etc.) en este punto.

Cubre las partes de la superficie de metal que no quieras pintar con cinta adhesiva.

A menos que desees pintar toda la superficie metálica, deberás cubrir las partes que no desees pintar con cinta adhesiva. Puedes colocar la cinta sobre superficies pequeñas (como asas) o puedes colocar un trozo de plástico (como una bolsa de basura) sobre áreas más grandes y asegurarlas con cinta adhesiva.

Usa equipo de protección mientras pintas.

 Inhalar los vapores de la pintura puede ser peligroso, así que asegúrate de usar una máscara que cubra tu nariz y boca mientras pintas. También deberás protegerte los ojos con gafas. Junto con las gafas y la máscara, usa guantes para proteger tus manos del exceso de pintura y un delantal para proteger tu ropa.

Imprime la superficie del metal con imprimación en aerosol.

 Es necesario utilizar una imprimación para garantizar que la pintura final sea suave y uniforme. Puedes usar la imprimación en aerosol de tu elección, siempre que esté hecha para usarse en metal. Mantén la imprimación a una distancia de 15 a 20 cm de la superficie y rocía. Pinta toda la superficie. Luego, déjalo secar durante al menos 10 minutos.

Rocía con otra capa de imprimación.

Por lo general, una capa de imprimación no será suficiente. Después de que se haya secado la primera capa, vuelve a pasar sobre la superficie metálica. Espera 10 minutos a que se seque y luego inspecciona el metal. Si se ve uniformemente recubierto, puedes seguir adelante. Pero, si no parece estar recubierto, repite el proceso hasta dos veces más.

Pintando el metal

Agita la lata de pintura para mezclar la pintura.

Agítalo de arriba a abajo en tu mano durante al menos dos minutos. Oirás el traqueteo de la bola de la batidora en la lata. Repite el proceso de mezcla a lo largo del proyecto mientras pintas.

Prueba tu pintura en material de desecho.

Verifica para asegurarte de que la boquilla esté limpia. Acostúmbrate a como fluye la pintura de tu boquilla mientras haces tu pintura de prueba. Esto también te permitirá ver como se verá el color cuando realmente se esté usando.

Mantén la distancia correcta

Sostén la lata aproximadamente a una distancia de 25 a 30 cm de la superficie metálica. Acercarse demasiado a la superficie puede provocar goteos y escurrimientos. Pintar demasiado lejos de tu superficie provoca una pulverización desigual. Sostener la lata de 25 a 30  cm ayudará a que el trabajo de pintura sea lo más uniforme y suave posible.

Pinta con un movimiento de barrido.

El movimiento de barrido debe ser de izquierda a derecha. Aplica capas delgadas de pintura para evitar goteos y escurrimientos. Las aplicaciones más espesas se secan más lentamente que las capas más delgadas y no se secan tan uniformemente. Superpón tus pases con la pintura en aerosol hasta que la pintura comience a verse uniforme y opaca. 

*Haz una pausa después de cada movimiento de barrido soltando el gatillo.

Deja que la superficie pintada se seque durante al menos una hora.

 Esperar al menos una hora asegurará que la pintura esté seca antes de aplicar otra capa. Puedes esperar un tiempo un poco más corto o más largo si crees que la pintura tarda menos o más de una hora en secarse. Evita tocar la pintura para ver si está seca.

Pulverizar sobre una segunda capa de pintura.

Una vez que la capa inicial se haya secado, repite el proceso. Espera otros 30 minutos o una hora para que se seque la segunda capa y luego comprueba la superficie. Repite el proceso dos o tres veces más si es necesario. *Deja secar la segunda capa de pintura antes de tocar el objeto.

Corrige los errores.

Es posible que veas algunas gotas o manchas debido a las pausas durante el proceso de pintura. Si la pintura aún está húmeda, puedes eliminar las marcas con un paño limpio y seco que no suelte pelusa. Si la pintura se ha secado, puede usar papel de lija de grano fino para eliminar las marcas.

Más
artículos

comprar pintura en mallorca
Cupón de bienvenida

10% de descuento en tu primera compra.
Escribe esto, antes de hacer el pago:

Bienvenido

¿Necesitas ayuda?